Entrañable y entretenida primera entrega de Grandfathered

John Stamos en la primera temporada de Grandfathered

Los nombres de John Stamos y Paget Brewster me sirvieron para ponerme a ver “Grandfathered” y vaya si he disfrutado esta primera temporada que me ha parecido entrañable y entretenida. El personaje de Jimmy Martino le viene como anillo al dedo a John Stamos, un Jimmy que tiene reminiscencias del personaje más famoso del actor, el tío Jesse de “Padres Forzosos” (Full House).

En “Grandfathered” John Stamos es el dueño de un exitoso restaurante de Los Ángeles y un ligón empedernido, tanto que a veces le cuesta recordar el nombre de la chica con la que ha salido y ha amanecido. Su mano derecha es Annelisse (Kelly Jenrette), una mujer a la que trae de cabeza ya que siempre que el hombre tiene un problema recurre a ella, a cualquier hora cualquier día de la semana.

Un buen día aparece en el restaurante Gerald (Josh Peck), un chico que dice ser su hijo y que acto seguido le comunica que es abuelo de la pequeña Edie (Emelia y Layla Golfieri). Así, Jimmy vuelve a entrar en la vida de Sara (Paget Brewster), con la que tuvo su relación más duradera veinticinco años antes y quien prefirió ocultarle su embarazo conociendo realmente lo cabeza loca que el hombre era.

Poco a poco Jimmy descubrirá qué significa ser padre y abuelo, involucrándose más y más en la vida de Gerald y Edie, retomando su amistad con Sara, y también evolucionará como persona.

Reparto de Grandfathered

A pesar de que John Stamos sea el principal protagonista, “Grandfathered” es una serie coral en la que los demás personajes tienen mucho que aportar. Así durante la temporada se han visto cosas como la relación de Gerald y su amada Vanessa (Christina Milian), madre de Edie; historias en el restaurante con Annalisse y el chef Ravi (Ravi Patel); o algunas cosas sobre Sara.

“Grandfathered” es una comedia familiar que tiene sus puntos fuertes en la interacción de los actores y las situaciones que a veces viven sus personajes, así como en la química que hay entre Stamos y Brewster y la genial personalidad que tiene el personaje de esta última; o la existente entre los propios Josh Peck y Christina Milian.

Espero que FOX la renueve y más después de ese cliffhanger tras un gran episodio final de temporada porque la posibilidad que se ha visto desde el principio, que Jimmy y Sara se den una segunda oportunidad, daría mucho juego.

El adiós de Derek Morgan y el episódico regreso de Emily Prentiss a Mentes Criminales

Shemar Moore y Paget Brewster en un episodio de Mentes Criminales

Hace tiempo dejé “Mentes Criminales” (Criminal Minds), pero leí que Shemar Moore dejaba la serie y decidí que esa despedida tenía que verla, al fin y al cabo el agente Derek Morgan siempre fue uno de mis favoritos. Así que decidí visionar “Derek”, el episodio dieciséis de la undécima temporada de la serie, centrado en él, y el dieciocho, “A Beautiful Disaster”, el de su despedida.

A partir de aquí spoilers.

A Derek le secuestran mientras habla con su novia Savannah (Rochelle Aytes) por teléfono. Le torturan y él, para evadirse de todo el dolor, crea algo con su mente, un lugar en el que aparece su padre, interpretado por Danny Glover, quien cuando el agente del BAU era un niño, fue asesinado por un delincuente.

El equipo busca a Morgan como si no hubiera un mañana, obviamente, y lo cierto es que no tardan en saber quiénes pudieron llevárselo. Mientras Derek consigue “ayuda” de su padre, el equipo le encuentra y le salva, claro.

Shemar Moore en el episodio 11x16 de Mentes Criminales

Lo cierto es que por estas cosas dejé de ver la serie, por las resoluciones tan de baratillo y rápidas que empezaron a tener los episodios. El episodio en sí, no es que fuera muy entretenido, esas conversaciones con su padre… Un padre que en vez de salir con la edad con la que murió, estaba como la que debería tener. No sé, no me gustó demasiado.

Así pasé a la despedida. en la que disparan a la ya esposa de Derek, que está en la recta final de su embarazo, y el equipo se embarca en la búsqueda de quien persigue al agente. Este es quien, solo, va a por él y todo se resuelve. Con su hijo y su esposa, Morgan decide que lo mejor es retirarse.

Fin de los spoilers.

La despedida de Morgan, quien llevaba en la serie desde el primer episodio, fue rápida, en cuestión de cinco minutos hubo lágrimas, y buenas palabras y una frase que, parafraseando, una buena amiga dijo.

Promo del episodio 11x19 de Mentes Criminales

Esa buena amiga no es otra que Emily Prentiss, que en el episodio de esta semana, “Tribute”, volvió a la serie y, la nueva vuelta episódica de Paget Brewster no me la podía perder. La directora de la Interpol en Londres pide ayuda a sus antiguos compañeros para dar caza a un imitador de asesinos en serie itinerante. Y esa vuelta da lugar a un caso que se resuelve bastante rápido también, aunque no mal armado, y a lo que es lo mejor del episodio, las escenas de colegueo y el recuerdo a la marcha, aún reciente, de Morgan.

Tampoco es que fuera un episodio muy destacable, pero ya digo que esta serie perdió su rumbo y con ella muy buena parte de su calidad, para mí, hace mucho tiempo. Por cierto, aún CBS no se ha pronunciado sobre su renovación aunque una cancelación sería, cuanto menos, sorprendente.

La nueva temporada televisiva hasta ahora

Llevamos mes y medio de la nueva temporada televisiva, un intervalo temporal que considero desde que a mediados de septiembre dio el pistoletazo de salida la parrilla de la temporada 2015-2016 en Estados Unidos, España y Reino Unido. Así que ya es hora de algunas valoraciones de lo visto hasta ahora.  

Series nuevas:

Promo de Life in Pieces

-Life in Pieces: Qué divertida me está pareciendo esta comedia familiar que no es como otra comedia cualquiera, ya que en lo que dura no hay una trama, ¡hay cuatro! Sí, “Life in Pieces” son escenas de la vida de la familia Short-Hughes, dividida en cuatro núcleos: los padres John (James Brolin) y Joan (Diane Ladd); el de su hija mayor Heather (Betsy Brandt) casada con Tim (Dan Bakkedahl) que son padres de un chico y dos chicas; el de su hijo mediano Matt (Thomas Sadoski) y su novia Colleen (Angelique Cabral); y el de su hijo pequeño Greg (Colin Hanks) y su pareja Jen (Zoe Lister-Jones), padres recientes de una cría.

Hay historias de cada núcleo por separado, en otras están todos juntos o incluso interactúan en algunas miembros de diferentes núcleos. Su corta duración hace que en poco tiempo los guionistas condensen lo que quierern narrar sin irse por las ramas, lo que resulta una novedad por el corte de la serie. Le han dado temporada completa y me alegro mucho.

Promo de Grandfathered

-Grandfathered: Por dos razones estaba apuntada esta serie en mi calendario seriéfilo que hago cada año con las fechas de estreno: John Stamos y Paget Brewster. “Grandfathered” no pasa de entretenida y de hecho creo que podría tener más potencial del que ha mostrado hasta la fecha. Tendrá temporada completa por lo que a ver cómo se desarrolla la relación de Jimmy (Stamos) con su recién descubierto hijo Gerald (Josh Peck) y cómo se las apaña en su, también nuevo, papel de abuelo bajo la atenta mirada de Sarah (Brewster), su amor de juventud y quien nunca le dijo que se quedó embarazada.

Reparto de Code Black

-Code Black: Un fantástico piloto me hizo querer ver más pero el segundo episodio no me pareció tan bueno. Aún así “Code Black” ha superado con creces mi regla del cuarto episodio ya que es una serie de calidad con un buen reparto. Las historias se suceden en la sala de urgencias de un hospital de Los Ángeles donde liderados por la doctora Leanne Rorish (Marcia Gay Harden), el doctor Neal Hudson (Raza Jaffrey) y el enfermero jefe Jesse Sallander (Luis Guzmán) un grupo de residentes vive la locura y el no parar de las urgencias que llegan en número récord,de ahí el nombre de la serie, Código Negro en castellano, y nosotros con ellos. De los residentes, por cierto, muy buen trabajo el de Bonnie Sommerville como Christa Lorenson.

Reparto de Scream Queens

-Scream Queens: Hablé de ella tras ver a duras penas los dos primeros episodios. Mala con ganas.

Las series que han vuelto:

Fotograma del episodio 12x01 de Anatomía de Grey

-Anatomía de Grey (Grey’s Anatomy): Le pese a quien le pese “Anatomía de Grey” es una gran serie. En su madurez ha logrado superarse una y otra vez y la temporada doce está siendo fantástica. Dije que debería acabar por todo lo alto, pero a este paso no va a tocar techo porque los casos médicos siguen estando bien pero las historias personales de sus protagonistas es lo que la hace especial, por mucho que los guionistas se empeñen en que las parejas del Grey-Sloan Memorial no acaben nunca bien.

Promo de la sexta temporada de Downton Abbey

-Downton Abbey: Qué poquitas tazas de té quedan en Downton porque esto se acaba en dos episodios, contando el especial navideño. “Downton Abbey” cerrará sus puertas tras seis temporadas y diremos adiós a los Crawley y compañía. Esta última entrega está cerrando alguna tramas abierta y dando paso a lo que pueden ser futuras nuevas relaciones, Lady Edith (Laura Carmichael) se merece ser feliz ahí lo dejo, pero el paso del tiempo y los cambios se dejan notar. Se la echará de menos.

Mellie y Fitz en la temporada 5 de Scandal

-Scandal: Esto huele a última temporada, lo deberían hacer pero seguro que no. Lo digo porque no sé que más se pueden sacar de la manga una vez que el escándalo Pope se resuelva. Al menos más entretenida que la entrega anterior está pero pueden volverse rocambolescos, algo que aún no han hecho, y es raro, muy raro. Espero que no lo hagan porque me estoy reconciliando con ella, aunque tengo un deseo, que Olivia (Kerry Washington) y Fitz (Tony Goldwyn) se vayan a Vermont y dejen a Mellie (Bellamy Young) de jefa de todo.

Tea Leoni y Madeleine Albright en la segunda temporada de Madam Secretary

-Madam Secretary: Algunos episodios de los cinco emitidos han sido flojos y la culpa hay que echársela a esas tramas que le ponen a Henry (Tim Daly). Las historias familiares tienen que existir pero las de Henry sobran, el alma de esa serie es la Elizabeth McCord de Téa Leoni y su día a día con quienes la ayudan en sus tareas. Ahí, en lo político, es cuando “Madam Secretary” es mejor.

Reparto de la tercera temporada de Crossing Lines

-Crossing Lines: Nunca había hablado de “Crossing Lines” porque no la había visto antes, pero el fichaje de mi querida Elizabeth Mitchell para la tercera temporada de esta serie policíaca tan europea, de hecho es una coproducción entre varios países del Viejo Continente y Estados Unidos y está grabada en Europa, me hizo querer verla y la verdad es que es muy entretenida. Los casos, sin innovar, están bien, y aún habiendo un extenso reparto, la interacción entre los personajes es buena y cada uno tiene su papel. Me está gustando.

Revisionando Mentes Criminales: Segunda temporada

Careta de la segunda temporada de Mentes Criminales

La segunda temporada de “Mentes Criminales” empezó donde acabó la primera, con Elle (Lola Glaudini) herida y luchando por su vida por el sudes que iba dejando pistas a los miembros del BAU (o la UAC en castellano), mientras sus compañeros trataban de darle caza. La herida de Elle era difícil de cicatrizar, y tras volver a su unidad antes de lo que cualquiera esperaría, acabó tomándose ciertas cosas demasiado personalmente y matando a un sudes a sangre fría. Pero Hotch (Thomas Gibson) la encubrió y ella acabó dejando su placa y su pistola en el episodio seis, “The Boogeyman”.

Tras la segunda parte de “The Fisher King” (El Rey Pescador) con el que se abrió la temporada, llegó el primer gran episodio de la entrega para mí, el séptimo, “North Mammon”, en el que un psicópata secuestra y encierra a tres adolescentes que deben decidir quién de ellas acabará muriendo. Duro y negro episodio, pero muy bueno. Dos episodios después nos presentaron a quien iba a reemplazar a la agente Elle Greenaway en la unidad, Emily Prentiss (Paget Brewster), la hija de la embajadora Elizabeth Prentiss (Kate Jackson) a quien se conoce episodios después, quien odiaba la política porque la había vivido desde siempre. Como ni Hotch ni Gideon (Mandy Patinkin) habían firmado su incorporación al BAU, no se fiaban, pero no tardó en superar con sobresaliente su examen en el primer caso en el que contaron con ella, episodio diez “Lessons Learned” (Lecciones Aprendidas), un grandísimo capítulo en el que Mandy Patinkin hace una actuación buenísima y que trataba sobre el jefe de una célula terrorista islámica al que debían sacar una información crucial en Guantánamo.

Lola Glaudini en The Aftermath, episodio de la segunda temporada de Mentes Criminales

Otro episodio a reseñar es el decimosegundo, “Profiler, Profiled” (El Criminólogo Perfilado, podríamos traducirlo) en el que Derek Morgan (Shemar Moore) es acusado de asesinato y en el que conocemos no solo a su madre y hermanas, sino también cosas de su pasado.

Si el valor de una temporada se mide por el número de buenos episodios que la forman, diría que la segunda entrega de “Mentes Criminales” superó con creces a su predecesora siendo mejor que buena porque a los episodios que he mencionado hay que añadir otros como el doble en el que Reid (Matthew Gray Gubler) es secuestrado y por lo que acabará drogándose, el durísimo “Ashes and Dust” (Cenizas y Polvo), o los geniales “Open Season” (Temporada Abierta) y “Legacy” (Legado), los episodios veinte y veintiuno, respectivamente.

No ha que olvidar a ese gran villano de nombre Frank (Keith Carradine) que apareció a mitad de temporada y al final de ella para acabar con su historia, lo que a la postre a Jason Gideon le haría replantearse su trabajo.

Mandy Patinkin, Keith Carradine y Shemar Moore en la segunda temporada de Mentes Criminales

Muy buenos episodios entre los veintidós que formaron la segunda temporada de la serie y una gran incorporación la de Paget Brewster como Emily Prentiss que, se convertiría en uno de mis personajes preferidos de “Mentes Criminales” si no en mi favorito hasta su marcha, a pesar de que cuando vi esta temporada por primera vez tardó en caerme bien. Claro está que ganó más y más protagonismo y la serie también ganó con ello, que Prentiss es mucha Prentiss.

A los ya citados Kate Jackson y Keith Carradine, hay que añadir otras estrellas invitadas de la temporada como Jayne Atkinson (la jefa de sección Erin Strauss), Anthony Azizi, James Van Der Beek, Amy Madigan, Melissa Leo o quienes en su día fueron protagonistas de “Turno de Guardia” (Third Watch), que ya dije que iba a contarlos, Jason Wiles, Skip Sudduth y Anthony Ruivivar, así como Josh Stewart en el papel de Will LaMontagne, quien aparece por primera vez en “Jones”, el episodio dieciocho y que tiene un flirteo con JJ (A.J. Cook), pero quien haya visto la serie ya sabe que acaban casados.

Paget Brewster y Kate Jackson en la segunda temporada de Mentes Criminales

Ah, y como las temporadas de “Mentes Criminales” tienen cliffhangers, esta no iba a ser menos aunque no llegó ni de lejos al nivel del de la primera entrega y es que la jefa Erin Strauss quiere acabar con Hotchner y le pide a Emily que sea su chivata por así decirlo porque ella la metió en el BAU.

Lo dicho, muy buena temporada.

Andy Richter Controls the Universe, una buena comedia que duró demasiado poco

Promo de Andy Richter Controls the Universe

Descubrir series está muy bien y más de esas que ni llegaron a tu país en su día (dudo mucho que esta fuera estrenada) y que, a pesar de tener una duración corta, son una joya de las de guardar para revisionar de cuanto en tanto. Eso es “Andy Richter Controls the Universe” (Andy Richter Controla el Universo), serie creada por Victor Fresco y cuyos diecinueve episodios se emitieron en dos midseason, la de 2002 con los seis episodios de la primera temporada, y la de 2003 con los 13 episodios de la segunda entrega. Después FOX la canceló.

La serie estaba protagonizada por Andy Richter, guionista y actor que se hizo conocido por trabajar con Conan O’Brien en su Late Night de NBC que dejó por otros proyectos como “Andy Richter Controls the Universe”. Su personaje, Andy Richter, era un escritor frustrado que se tenía que conformar con redactar manuales de instrucciones en una empresa de Chicago llamada Pickering Industries.

Como personaje principal, Andy era la voz en off que explicaba cosas tanto al principio como al final de los episodios y muchas veces a lo largo de ellos, sobre todo cosas relacionadas con su desbordante imaginación por lo que muchas veces contaba que había pasado algo y antes de ver lo que de verdad había sucedido, Andy contaba dos versiones diferentes, ajustadas a lo que a él le hubiese gustado que pasara.

Andy Richter en Andy Richter Controls the Universe

Los episodios giraban normalmente en torno a él, aunque a veces los secundarios tenían algunas historias para ellos. Eso sí, el lugar de trabajo de Andy era tan importante que todos sus amigos estaban allí por lo que los personajes interactuaban mucho en todos los episodios.

Y qué geniales secundarios, empezando por Paget Brewster que aunque muchos la conociéramos por “Mentes Criminales” ella es especialista en comedia y es una mujer muy divertida. Su personaje era el de Jessica, la amiga y jefa de Andy, directora de su departamento. Como bien narraba el protagonista en el piloto, habían intentado ver si podían tener una relación pero descubrieron enseguida que no iba a funcionar. Aunque Andy meta la pata siempre podía contar con Jessica para dar la cara con él, y pegarle después. Jessica era experta en mediar cuando había problemas en la oficina, pero también en sacar su lado más superficial cuando de hombres se trataba.

Otro buen amigo de Andy era Keith (James Patrick Stuart), un tipo guapo sabedor de serlo que siempre iba impecablemente vestido y peinado. De hecho, por serlo no tenía ni que esforzarse en hacer las cosas y básicamente no daba un palo al agua porque los demás las hacían por él. Andy siempre podía contar con él también aunque al principio no le gustó que se “quedara” con Wendy (Irene Molloy), la nueva recepcionista de la empresa.

A Wendy le caía bien Andy aunque no le hubiese dirigido la palabra por timidez cuando ocupó su puesto, pero se fijó en Keith con el que empezó inmediatamente una relación amorosa. Al igual que Andy tenía un sueño frustrado, porque quería ser cantante. Aunque pareciera ingenua, de eso poco tenía Wendy.

Por último, el recién llegado a la empresa en el episodio piloto, Byron (Jonathan Slavin), un tipo inseguro y muy tímido al que Andy no aceptaba al principio porque tenía que compartir oficina con él, ya que Byron iba a ilustrar todos los manuales redactados por Andy.

Foto promocional de Andy Richter Controls the Universe

Los cinco eran el reparto principal de “Andy Controls the Universe”, cinco personajes totalmente diferentes que se complementaban genial. Mis preferidos, Andy, Jessica y Byron tal vez porque las mejores frases y situaciones las tenían ellos.

Hablaba antes de la imaginación del protagonista. Pues bien, de vez en cuando tenía conversaciones con un fantasma, el del señor Pickering (John Bliss), fundador de Pickering Industries y muerto años atrás. El humor apto para todos los públicos de los demás personajes chocaba con el de Pickering porque este era muy, pero que muy, políticamente incorrecto  siempre acababa metiéndose con Andy y criticando sus acciones. Si a Andy se le hubiesen aparecido el ángel en un hombro y el diablo en el otro cada vez que tuviera un dilema, Pickering hubiese sido el segundo todas las veces.

Una lástima que “Andy Richter Controls the Universe” durara tan poco porque era realmente divertida, creo que me reí con todos y cada uno de sus diecinueve episodios y, como decía, su reparto se complementaba muy bien. Como curiosidad, el episodio octavo de la segunda temporada en el que aparecía Lola Glaudini interpretando a la señora de la limpieza de Jessica y, Paget Brewster fue quién tomó el relevo de Lola Glaudini en “Mentes Criminales”. Conan O’Brien, por cierto, salió en un episodio también.

Y tras el episodio 200, definitivamente dejo Mentes Criminales

Reparto de Mentes Criminales

 

Hablaba ayer mismo sobre el episodio 200 de “Mentes Criminales” y hoy retomo el tema, en lo que a la serie respecta, para decirle adiós. Es un adiós agridulce con pena porque ha sido una de las series que más me han entretenido de los últimos años y porque el reparto siempre me ha gustado pero, tengo que dejarla porque la paciencia tiene un límite y en mi caso ya se ha agotado.

Desde la séptima temporada “Mentes Criminales” está de capa caída bajo mi punto de vista. De hecho el último buen episodio que recuerdo de ella fue la finale de dicha temporada. Se han vuelto rebuscados, sádicos y vagos porque pecan mucho de tirar del ordenador de Garcia (Kirsten Vangsness) para resolverlo todo de manera muy rápida, como ya dije hace poco más de un año.

La serie lleva nueve años en antena y sigue teniendo mucha audiencia pero por procedimental que sea han hecho grandes episodios con alguno de los personajes como eje central. Claro que historias verosímiles por lo que ya sabíamos de dichos personajes, pero es que ya una se queda con cara de incredulidad completa ante ciertos argumentos.

No es que la fórmula se haya agotado, siempre es lo mismo con diferentes casos pero de ser interesantes y de tener momentos de camaradería y alguna que otra situación personal, han pasado a ser bastante aburridos. Si la historia de JJ (A.J. Cook) en el episodio 200 fue de traca, dos episodios anteriores ver a Garcia como la Reina Negra entrar a ritmo de las Destiny’s Child fue de lo más irrisorio que he podido ver en esta serie.

Mentes Criminales promo del episodio 7x12

El problema de tener que dar líneas de guión a muchos miembros que se reparten el espacio en pantalla con los sudes sigue creciendo, hasta tal punto de que es muy triste el mal uso que se le da a un actorazo como Joe Mantegna.

Jeanne Tripplehorn como Alex Blake me ha acabado convenciendo pero tampoco le han sacado jugo porque lo que han hecho ha sido trasnformar a la JJ que conocíamos y seguir dándole minutos y minutos a la supuesta favorita del público que es analista y no criminóloga.

“Mentes Criminales” me ha dejado de entretener y cuando una serie ya no te aporta ni eso, es mucho mejor dejarla para bien. Aunque, llamadme masoca si queréis, en mi caso voy a revisionarla porque quiero volver a disfrutar de ella como antaño y eso solamente voy a conseguirlo si vuelvo a los orígenes.

Esta serie empezó bien, al menos era diferente. La segunda entrega fue superior a la primera, la tercera tal vez fuera la mejor de todas aunque la cuarta me gustó mucho. La quinta me resultó aburrida y la sexta volvió a su cauce con esa fantástica historia relacionada con Prentiss (Paget Brewster) que es el miembro de la Unidad de Análisis de Conducta del que siempre sabremos más que del resto, y la séptima ya supuso el declive total.

Sí, voy a devolver a Jason Gideon (Mandy Patinkin) a mi pantalla y a recordar esos primeros tiempos de la agente Elle Greenaway (Lola Glaudini) para verles marchar después y dar la bienvenida a quien me caía mal primero para convertirse en mi personaje preferido después, Prentiss, y a David Rossi (Joe Mantegna) que, a pesar de parecerme innecesario al principio, me acostumbré a verlo enseguida.

Y así pretendo recordar a aquellos sudes que ponían los pelos de punta, cómo Gideon era el mentor de Reid (Matthew Gray Gubler), a seguir alegrándome la vista con Derek Morgan (Shemar Moore) porque hay que ver como está el hombre, o también a seguir viendo la cara de Hotch (Thomas Gibson) apenas cambiar y a “badass” Prentiss en acción.

Capítulo 200 de Mentes Criminales: El episódico regreso de Emily Prentiss

Paget Brewster, Shemar Moore y Matthew Gray Gubler en el episodio 200 de Mentes Criminales

Cuántas ganas tenía de que llegara el episodio 200 de “Mentes Criminales” (Criminal Minds) para volver a ver a Emily Prentiss en acción y es que, como dijo Paget Brewster en Twitter cuando anunciaron a bombo y platillo que volvería para el acontecimiento, chafaron la sorpresa. Casi mejor porque como yo me quería bajar del carro, lo mismo lo hubiese hecho antes de tiempo.

Tal vez su vuelta influyó en que la serie lograra el mejor dato de audiencia de la temporada y desde 2012 porque la agente Emily Prentiss se ganó muchos fans, yo entre ellos, en su periplo como agente de la Unidad de Análisis de la Conducta (UAC o BAU, en el original) entre las temporadas dos y siete de la serie. Pero, por alegría que diera su vuelta, y aunque fuera parte muy importante en el episodio, el 150 estuvo centrado en ella y no el 200, que se le ha reservado a JJ (A. J. Cook).

Anoche supuestamente se debería haber emitido en España, en AXN, el episodio pero hubo repetición así que ¿para qué esperar más? Dí fácilmente con él y a disfrutarlo… Aunque no del todo porque vaya telita que tuvo.

Ahora sí, si no has visionado aún el episodio 200 de “Mentes Criminales” y vas a hacerlo, no sigas leyendo porque esta entrada es muy explícita en lo que a spoilers se refiere.

Thomas Gibson y A. J. Cook en el episodio 200 de Mentes Criminales

En el episodio anterior, el decimotercero de la novena temporada, nos dejaron con un cliffhanger, el secuestro de JJ cuando había quedado, presumiblemente, con Matt Cruz (Esai Morales), con quien se traía algo entre manos y no una relación amorosa (qué bajo hubiesen caído), sino una operación secreta que hicieron cuando a JJ la trasladaron al Departamento de Estado (esa fue la excusa que buscaron cuando la CBS rescindió el contrato de la actriz, en lo que denominé el culebrón de la CBS). A él, como se ve al poco de iniciarse el episodio 200, también le secuestran.

Así llegan los flashbacks (toda serie que se precie debe tenerlos al parecer), y vemos como Erin Strauss (Jayne Atkinson), la difunta y otrora jefa del BAU, recibe a JJ en su nueva misión que no es rocambolesca sino lo siguiente: ayudar en los interrogatorios de una misión secreta destinada a la caza de Bin Laden. No se andan con chiquitas estos guionistas pero, es tan inverosímil que da risa. ¿Cómo una persona con poca experiencia en el campo y cuyo trabajo ha sido ser el enlace con los medios de comunicación de su unidad acaba ahí en medo del desierto a la caza del terrorista más buscado? A los guionistas se les ha ido la pinza completamente, vaya.

Ahí es donde JJ conoce a Matt Cruz y a otros agentes, y acaba descubriendo que hay un topo. Hay explosiones, tiroteos y hasta un aborto en esos flashbacks que, podrían haber servido para mostrar cómo JJ se ha convertido en lo que nos han querido vender desde el inicio de la séptima temporada, cuando la actriz regresó a la serie tras la recapacitación por parte de la cadena, pero nunca he acabado de encajar a JJ en su papel de badass.

Eso sí, quien sí se da cuenta del cambio es Prentiss cuando ambas van a París, lugar en el que Emily se esconde después de casi perder la vida en la sexta temporada. Con esa gloriosa frase de “no pongas esa mirada de no se lo dije a nadie porque solo puedo fiarme de mí misma porque la inventé yo”.

Evidentemente, quien secuestra tanto a la agente Jareau como al jefe Cruz es dicho topo, pero el BAU no puede dar con ellos y la cosa se complica cuando a Hotch (Thomas Gibson) le dicen que es un asunto de Estado y quitan de en medio a la unidad. Ahí es cuando entra Emily Prentiss en acción que no duda en aparcar su trabajo de jefa de la Interpol en Londres para acudir a la llamada de Hotch e intentar rescatar a JJ. Ella da la clave importante para que Garcia (Kirsten Vangsness) con su ordenador localice a los secuestrados. Hay que decir que en dicho secuestro JJ es torturada y le hacen hasta el polémico waterboarding para que hable y que A. J. Cook se prestó a que se lo hicieran de verdad.

Y, con JJ y Cruz localizados, el BAU y Prentiss van a buscarles. Ahí ni equipo de SWAT ni nada, unos se lían a tiros mientras Hotch y Prentiss entran al rescate y cuando eso pasaba solía significar que ellos encontraban a las víctimas, así que previsible total que lo hicieran. Y como JJ se va tras el malo, Hotch le dice a Prentiss que vaya a ayudarla y conociendo a Emily como la conozco ya sabía que, una vez más, iba a acabar salvando el día. Aunque sobraba la frase estúpida de “¿dónde se ha metido?” cuando JJ se marcha de la sala.

El malo huye, JJ va detrás y se queda sin balas, Emily llega y también se le acaba la munición pero ambas van detrás de su presa. Prentiss empieza la pelea, que ella siempre será la auténtica badass de esta serie, casi le reduce pero se lleva un puñetazo, JJ ataca pero el malo es listo y si el cae ella cae con él pero…

No, la misma persona que salvó a su marido Will (Josh Stewart) de morir con una bomba pegada al cuerpo en el último episodio de la séptima temporada aunque le costase su propia vida, agarra en el último momento a JJ del brazo para no perderla. Cuánto le debe esa familia a Emily Prentiss, hay que ver. Final efectivo pero previsible.

Foto de familia del episodio 200 de Mentes Criminales

Y al final, después de 24 horas desaparecida, de haber sido torturada y de casi morir de una caída de unos cuantos pisos, la agente Jennifer Jareau acaba celebrando la vida en un bar con su marido y su hijo, sus amigos del BAU y su amiga jefa de la Interpol.

Así que se puede decir que lo único congruente es lo que pasa en toda la parte del rescate pero no lo de los flashbacks porque es imposible creerse esta historia tan inverosímil.

Luces y sombras en el episodio 200 de “Mentes Criminales”, pero ha sido genial ver de vuelta a la gran Emily Prentiss, volver a ver a Jayne Atkinson después de que se cargaran a Erin Strauss tan malamente y disfrutar de la presencia de Tamoh Pennikett.