La misma calidad de siempre en la sexta temporada de Llama a la Comadrona

Especial Navideño de la sexta temporada de Llama a la ComadronaHace una semana finalizó su emisión en el Reino Unido la sexta temporada de la fantástica  “Llama a la Comadrona” (Call the Midwife), serie cuya entrega arrancó con el ya típico especial navideño que llevó a buena parte del reparto a Sudáfrica para grabar el que ha sido uno de los mejores episodios de toda la serie.

Fue un pistoletazo de salida por todo lo alto que nos sacó de la londinense zona de Poplar, donde se sitúa la acción siempre, para mostrarnos la realidad de otras embarazadas y la importante tarea de quienes las ayudaban, así como sus costumbres y los problemas acarreados tanto por ellas como por otros factores. El episodio también sirvió para que conociéramos a alguien a quien ojalá podamos ver alguna vez más, la doctora Myra Fitzsimmonds, a quien interpretó de manera sobresaliente la actriz irlandesa Sinéad Cusack.

Charlotte Ritchie y Jack Ashton en la sexta temporada de Llama a la Comadrona

Durante la temporada regular, especial navideño aparte, la Nonnatus ha tenido mucho movimiento, ya que alguna cara nueva ha pasado por allí, y otras han estado desaparecidas buena parte de la entrega, algo que ha sido para bien, la verdad, ya que hay historias que se desgastan antes que otras y la ausencia de determinados personajes hace un gran favor a otros.

Así, se ha vuelto a incidir en el trauma de la hermana Mary Cynthia (Bryony Hannah) con lo que ello ha conllevado, ver los terribles tratamientos que tan a la ligera se utilizaban en psiquiátricos que parecían auténticas cárceles; también se ha retomado la historia de la talidomida, problema que nunca debe olvidarse por los efectos que tuvo; y también se han mostrado los métodos anticonceptivos y los malos tratos.

Linda Bassett y Victoria Yeates en la sexta temporada de Llama a la Comadrona

Los años sesenta están instalados en la serie y con ellos se han visto mejoras en el trabajo de las comadronas así como en la vida de los habitantes de Poplar. Los sigue habiendo pobres, sí, pero sus condiciones son algo mejores de lo que se mostraba al empezar la serie. Los casos clínicos de la semana han sido bastante emotivos, como de costumbre.

La vida personal de las protagonistas también ha tenido cabida, como siempre, y si esta temporada ha demostrado algo eso ha sido que Trixie (Helen George), quién me lo iba a decir al principio, se ha acabado convirtiendo en el mejor de todos los personajes con permiso de uno de los grandes fichajes de la serie que llegó en la cuarta entrega, la enfermera Phyllis Crane, un gran personaje gracias a cómo está escrito y a la maravillosa labor de quien le da vida, Linda Bassett. Pero también, que esta serie tiene a una de las grandes parejas de la pequeña pantalla, a quienes nadie, absolutamente nadie, gana en lo que a ser adorables se refiere: el doctor Patrick Turner (Stephen McGann)y Shelagh (Laura Main). Ellos han protagonizado gran parte de la temporada con su historia matrimonial.

Stephen McGann y Laura Main en la sexta temporada de Llama a la Comadrona

Calidad siempre y emotividad también en “Llama a la Comadrona” que volverá en Navidad con otro especial y en enero de 2018 con otra temporada aunque, ni corta ni perezosa, BBC la renovó el pasado mes para tres años más, por lo que, afortunadamente, la serie de Heidi Thomas la tendremos para rato.

Anuncios

Al día con Llama a la Comadrona

Promo de la cuarta temporada de Llama a la Comadrona

Esta entrada contiene spoilers de las temporadas tercera, cuarta y quinta de la serie.

Tres año he tenido parada “Llama a la Comadrona” (Call the Midwife) esperando, tonta de mí, que AXN White se dignara a retomar su emisión. Gracias a Internet, a qué si no, decidí conseguir todos los episodios y ponerme al día. Tenía tres temporadas por delante y, venciendo a la pereza, porque realmente por mucho que me guste la serie me la daba darme un atracón, ya estoy al día, y pereza ninguna que todo era ponerse.

En calidad nada ha cambiado en la serie basada en las memorias de Jennifer Worth. Su alter ego, Jenny Lee (Jessica Raine), Lee era el apellido de soltera de Worth, acaba marchándose de la Nonnatus cuando su novio sufre un terrible accidente. Regresa pero ya sus inquietudes son otras y decide marcharse, no sin antes conocer a Philip, quien será su futuro marido.

Promo de la tercera temporada de Llama a la Comadrona

Jenny era la protagonista de esta serie coral pero la verdad es que su marcha lejos de notarse hizo que “Llama a la Comadrona” pudiera hacer que otros personajes que estaban estancados evolucionaran. En eso se lleva la palma Trixie Franklin (Helen George) que siendo la más risueña acaba con muchos problemas, amorosos y con la bebida cuando empieza a pasarse con esta. De hecho, también tiene que aceptar que su querida amiga Cynthia Miller (Bryony Hannah) acabe convirtiéndose de la noche a la mañana en la Hermana Mary Cynthia cuando le llega la llamada de Dios.

Curioso que sea la historia contraria de la otrora Hermana Bernadette que dejó los hábitos y se convirtió en Shelagh Turner (Laura Main), esposa del doctor Patrick Turner (Stephen McGann). La seria y tímida chica acaba siendo la alegría de su familia, de la clínica de Poplar y de la consulta de su marido. Ambos tienen historias familiares muy buenas, la verdad.

Jack ashton y Helen George en la cuarta temporada de Llama a la Comadrona

Chummy (Miranda Hart) vuelve a marcharse, aunque volverá, y otra que aparece y desaparece es la Hermana Evangelina (Pam Ferris), para desesperación de la Hermana Monica Joan (Judy Parfitt) primero y de la Hermana Julienne (Jenny Agutter) segundo. Aunque lo de desaparecer se lo toman al pie de la letra ya que la actriz decidió dejar la serie en la quinta temporada y su vuelta duró un episodio antes de marcharse de este mundo (bueno, del ficticio, claro) mientras dormía. Era mi preferida desde el principio, aunque las marchas están más que bien suplidas en “Llama a la Comadrona”.

Sí, Jenny se fue y llegó la enfermera Patsy Mount (Emerald Fennell), que encaja a la perfección en la Nonnatus desde el principio y que guarda un secreto importante que sale a relucir, para el espectador, de la nada en un episodio en el que la ley castiga a un hombre por ser homosexual. Patsy empatiza porque ella misma lo es. En esa misma tercera temporada, una nueva monja se une a Nonnatus, la Hermana Winifred (Victoria Yeates). En la cuarta temporada, asimismo, llegan las enfermeras Barbara Gilbert (Charlotte Ritchie) y Phyllis Crane (Linda Bassett), la primera una joven con muchas ganas de aprender y la segunda con mucha experiencia y mala leche al principio, de hecho tiene alguna escena de duelo dialéctico con la Hermana Evangelina, pero a la que ganan todas sus compañeras poco a poco.

Charlotte Ritchie y Linda Bassett en la cuarta temporada de Llama a la Comadrona

Pero, no solo cambian las actrices, sino que los tiempos se mueven con rapidez en “Llama a la Comadrona”, terminando su quinta entrega en 1961, y demostrando con ello que en ambientación se merece un diez. Así, se habla de problemas como el mencionado alcoholismo, de opciones sexuales, de atacantes de mujeres en la calle, de la fe, pero sobre todo de la sociedad y de cómo esta evoluciona. Surgen los pisos con baño propio a los que realojan a parte de los ciudadanos de Poplar, pero también están las infames pensiones a las que mujeres sin recursos acuden porque no tienen otro sitio al que ir. También el peligro d la vuelta de la guerra o problemas médicos como los generados por el tabaco o la terrible talidomida.

También se habla de la llegada de inmigrantes y de la necesidad de las comadronas de poder comunicarse con ellos al no saber su idioma, de las prostitutas o de los gitanos.

Judy Parfitt y Pam Ferris en Llama a la Comadrona

En esas tres temporadas que he visto para ponerme al día, como digo, el reparto vuelve a brillar con luz propia, pero siempre hay que decirlo que no solo el principal y secundario, lease enfermeras, monjas y hombres que están en sus vidas como el doctor Turner, Fred (Cliff Parisi), el sargento y marido de Chummy Peter Noakes (Ben Caplan) o el joven cura Tom Hereward (Jack Ashton); sino que vuelven a hacerlo los episódicos, esas mujeres, hombres e incluso niños que forman parte de las historias de “Llama a la Comadrona”.