Interesante segunda temporada de The Fall

Promo de la segunda temporada de The Fall

Disfruté la primera entrega de “The Fall” (La Caza) de la cual hablé hace dos años. En una semanita más o menos he devorado la segunda temporada que en la BBC 2 se emitió entre noviembre y diciembre de 2014, y es que cada episodio de los seis que forman la temporada es más que interesante.

La dinámica de la primera temporada se rompe en esta segunda, no hay montajes paralelos entre la investigación de Stella Gibson (Gillian Anderson) y los asesinatos de Paul Spector (Jamie Dornan), simplemente porque este no mata a nadie. Al final de la primera temporada el asesino en serie marchó con su mujer Sally Ann (Bronagh Waugh) y sus dos hijos, estuvieron en Escocia pero las cosas entre el matrimonio, como se cuenta brevemente por conversaciones, no se acabaron de arreglar. Sally volvió a Belfast y Paul también sin que ella supiera nada.

Sí que Paul secuestra a una vieja amiga, Rose Stagg (Valene Kane), algo que hará que la investigación liderada por Gibson acabe estrechando el cerco sobre él. Aunque hay otros cabos que al final han hecho que aquello que me pareció material de relleno en la primera temporada, haya cobrado su sentido en esta. La niñera Katie Benedetto (Aisling Franciosi), con la que Paul había tenido más que palabras, juega un papel muy importante durante la temporada porque se enamora hasta las trancas de Spector a pesar de que en su interior está bastante convencida de que puede ser el asesino de mujeres al que buscan por todo Belfast. Katie se convierte en una acólita de Paul, capaz de hacer casi cualquier cosa por él.

Aisling Franciosi en la segunda temporada de The Fall

También vuelve James Tyler (Brian Milligan) el matón que pensó que su mujer, a la que maltrataba, Liz (Séanín Brennan) tenía un lío con su terapeuta que, claro, era Paul. Aunque parezca que su personaje no tenga importancia alguna, acaba jugando un papel interesante aunque, tal vez, algo previsible al final.

Otros investigadores del equipo de Stella tienen mucho que decir, y se montan operativos muy interesantes para dar caza al asesino tan bien rodados y con una música fantástica de acompañamiento que hace que la tensión surja en el espectador. La vida familiar de Spector, asimismo, queda en un tercer plano, desarrollándose más su personalidad así como la de quien le quiere dar caza, sobre todo en lo que a lo sexual respecta.

Los cinco primeros episodios, con su hora de duración, vuelven a demostrar lo bien hecha que está “The Fall” pero el sexto es, para mí, de lo mejorcito que he visto de la televisión reciente. Una hora y media que se pasa volando porque la historia, a pesar de que hay planos muy largos en ocasiones, va a un ritmo trepidante. Un gran final que acaba en cliffhanger, una vez más.

John Lynch y Colin Morgan en la segunda temporada de The Fall

La serie fue renovada por BBC pero no habrá nuevos episodios hasta 2016. Los espero con ganas.

Big Love: Amor, rencor, odio y poligamia

Promo de Big Love

Bill Henrickson (Bill Paxton) nació en Juniper Creer, Utah, un complejo polígamo que vivía bajo las órdenes del profeta Orville Henrickson, su abuelo. Este falleció en extrañas circunstancias cuando estaba de viaje junto a su contable Roman Grant (Harry Dean Stanton) quien asumió el poder del complejo de la noche a la mañana. Como vio que Bill podía llegar a ser una amenaza para sus ansias de poder, hizo que Frank (Bruce Dern), el padre de Bill, le echara del lugar cuando tan solo tenía catorce años. Su madre Lois (Grace Zabriskie), una mujer temerosa de su marido, no pudo hacer nada al respecto.

Bill pudo forjarse una vida, una buena vida, lejos de Juniper Creek y de la poligamia. Conoció a Barbara Dutton (Jeanne Tripplehorn) y se casó con ella, teniendo tres hijos: Sarah (Amanda Seyfried), Ben (Douglas Smith) y Tancy, alias Teenie (Jolean Wejbe primero y Bella Thorne después). Barb, mormona no polígama, tuvo cáncer de mama y por ese motivo, por el temor de dejar a sus hijos sin una madre hizo caso a Bill y se convirtieron a la poligamia, a pesar de que eso le costó la relación con su madre Nancy (Ellen Burstyn) y con su hermana Cindy (Judith Hoag).

Así entró en la familia Nicolette Grant, alias Nicki (Chloë Sevigny), hija de Roman Grant. Más tarde llegó la tercera esposa, Margene Heffman (Ginnifer Goodwin) y ambas mujeres, casadas en espíritu no por lo legal como Barb, dieron nuevos hijos al matrimonio, dos en el caso de Nicki, tres en el de Margie.

Harry Dean Stanton en Big Love

“Big Love”, creada por Mark V. Olsen y Will Scheffer y emitida en la cadena HBO entre 2006 y 2011, se atrevió a hablar de la poligamia que, aunque esté prohibida en Estados Unidos desde el siglo XIX, en el estado de Utah sigue existiendo. Sus creadores dijeron que no quisieron mostrar ninguna postura entorno a ella, pero su idea inicial se la llevó el viento porque se pude entrever el tono crítico en más de una ocasión a través del diálogo y de las acciones de los personajes.

La serie se centra en la familia Henrickson, que tienen los mismos problemas diarios que puede tener cualquier familia y a los que se suman los derivados de la poligamia, principalmente el tener que ocultar a todo el mundo, vecinos o trabajadores, lo que realmente son pero también luchar contra la figura del malvado, porque hay que ver lo malo que es, Roman Grant, que siempre está presente salga o no en pantalla.

Y es que, a pesar de todo, Bill aceptó dinero de Roman para pagar el tratamiento de Barb y para abrir su primera tienda: Home Plus. Los beneficios de la segunda tienda fueron la causa de muchos líos porque Bill ya le daba beneficios por el primer negocio y no quería hacerlo también por el segundo. Muchos dimes y diretes entre Bill y Roman hubo. Rencor, todo. Odio también.

Bruce Dern y Grace Zabriskie en Big Love

A pesar de que la idea del amor está muy presente a lo largo de las cinco temporadas de “Big Love”, sobre todo amor a la familia que es en lo que se posiciona desde el primer momento la serie, también hay algo de tiempo para el romance. Pero después del amor, hay mucho espacio tanto para el rencor como para el odio y no solo entre Bill y Roman como citaba, sino en el seno de la propia familia Grant o en el de los Henrickson. el hijo de Roman, y hermano de Nicki, Alby (Matt Ross) es, verdaderamente, un ser despreciable que acaba odiando a su padre y hasta a su madre Adaleen (Mary Kay Place) aunque esta nunca le acabe dando la espalda; por la parte de los Henrickson, Bill no soporta a su padre Frank y no solo porque le echara de su casa tan joven, sino por cómo trató siempre a su madre.

Se dice que el amor mueve montañas, en “Big Love” desde luego que se hace porque es incomprensible que con tanta persona malvada como sale en la serie, otros les sigan queriendo. Son los casos de la propia Nicki con respecto a sus progenitores y hermano, de Lura (Anne Dudek) con respecto a su marido Alby, o de Lois con respecto al horrible Frank.

Muchas cosas suceden en esta serie: vaivenes en las relaciones, traiciones, asesinatos e intentos de asesinato, crisis de fe, negocios, política… Pero siempre la palabra familia predomina sobre lo demás. Porque, según las creencias de los Henrickson, no de todos que también hay que decirlo, lo más importante es que la familia se reencuentre en el más allá y sigan todos juntos. Escrito así parece una chorrada, pero eso es básicamente lo que creen, que la vida en la Tierra no importa tanto, sino la vida en el más allá todos reunidos.

Mary Kay Place y Matt Ross en Big Love

Y sí, hay críticas a la poligamia radical, pero también se pueden ver críticas a la poligamia practicada por los Henrickson sobre todo cuando hay personajes que abren los ojos y descubren que, por mucho que quieran a su familia, hay otras opciones. Entraría en criticar lo que se muestra pero eso es otro tema y tampoco viene al caso, realmente.

Me ha gustado “Big Love”, creo que es una serie que está bastante bien en general aunque peca de muchas cosas. Primero de repetirse con tanto problema y tanto malvado, y malvada; segundo de tener unos episodios extremadamente largos en los que se quiere abarcar demasiado sin ser realmente necesario; y tercero de sus altibajos porque las temporadas impares están bien, resultan interesantes y son más entretenidas que la segunda, tediosa, y la cuarta, con mucho frente abierto.

No puedo terminar esta entrada más que alabando el trabajo del reparto principal y secundario. Bill Paxton está muy bien en su papel, Jeanne Tripplehorn me ha hecho cambiar la visión que tenía de ella y al final su personaje me ha parecido el mejor de todos, Chloë Sevigny y Ginnifer Goodwin están fantásticas también. Pero qué decir de los secundarios con la tremenda interpretación de Grace Zabriskie, aunque ciertamente no me gustó nada el final de historia para su luchadora Lois; Bruce Dern, Harry Dean Stanton, Mary Kay Place o Matt Ross.

Foto de familia de Big Love

El extenso reparto incluye nombres como Mireille Enos, Shawn Doyle, Aaron Paul, Tina Majorino, Sissy Spacek, Gregory Itzin, Audrey Wasilewski, Kevin Rankin, Zeljko Ivanek, Cassi Thomson o Adam Beach.

Se puede hacer pesada ciertamente “Big Love”, serie no apta para hacer maratones con ella aunque así me la acabé porque me ha llevado bastante tiempo hacerlo, pero calidad tiene sobre todo cuando la trama gira entorno a los Henrickson y no se va por otros derroteros, y muy buenos episodios también. De su final, el que me hizo llorar (algo que me suele pasar cuando veo una serie que me gusta pero creo que fue más por lo que sucedía por un personaje en concreto y no de los principales), puedo decir que me pareció un perfecto cierre.

“Big Love” es de esas series que no son, ni mucho menos, para todos los públicos, pero me alegro de haberla visto.

Renovaciones y cancelaciones de la televisión estadounidense

Sí, he tardado en escribir este año sobre las renovaciones y las cancelaciones pero estaba esperando a que algunas cadenas se pronunciaran sobre determinadas series. Básicamente, desde hace un mes se sabe qué series no volverán a la pantalla y cuáles sí que tendrás nuevas temporadas así que aquí van las de las majors: ABC, CBS, NBC, FOX y The CW.

logo-abc

Renovadas:

-American Crime

Sorpresa, diría yo, como American Crime, y alegría por mi parte porque es una serie diferente, muy bien hecha y con geniales actuaciones. Además, la siguiente entrega tratará de un caso totalmente diferente.

-Black-ish

-Castle

-Fresh off the Boat

-Galavant

-Anatomía de Grey (Grey’s Anatomy)

Una gran serie que tuvo sus altibajos pero que según ha madurado ha sido mejor y mejor. La marcha, o despido, de Patrick Dempsey seguro que un le afectará nada para su décimo segunda temporada que, insisto, creo que será la última.

-How to Get Away With Murder (Cómo Descubrir a un Asesino)

Para mí, un bodriete, pero tiene mucha audiencia en su país de origen y es que el Thank God it’s Thursday liderado por las series de Shonda Rhimes, creadas o producidas por ella, es todo un exitazo.

-Last Man Standing

Esta suena año sí y año también para caer de la parrilla pero no, aguanta.

-Marvel’s Agent Carter (Agente Carter)

-Mistresses (Infieles)

-Modern Family

-Nashville

-Once Upon a Time (Érase una Vez)

-Rookie Blue

-Scandal

Tendrá quinta temporada pero, en serio, deberían pensar en darle un cierre. ¿Qué más puede hacer Olivia Pope?

-Secrets and Lies

-The Goldbergs

-The Middle

Canceladas:

-Black Box

-Cristela

-Forever

-Manhattan Love Story

-Resurrection

-Revenge

Ya era hora de que ABC pusiera fin a esta serie.

-Selfie

Logo de la CBS

-2 Broke Girls (Dos Chicas sin Blanca)

La verdad es que me alegro de su renovación pero el fin debería estar cerca también.

-Blue Bloods

Otro ejemplo de serie que se salva año tras año.

-CSI: Cyber

En el año en que se revive la franquicia, se salva esta muriendo, ¡por fin!, la serie original.

-Criminal Minds (Mentes Criminales)

Llegará al menos a las once temporadas pero Jennifer Love Hewitt abandona. Creo que la deberían haber cancelado.

-Elementary

-Extant

-Hawaii Five-0 (Hawai 5-0)

-Madam Secretary

¡Bien!

-Mike & Molly

-Mom

Mi actual comedia en parrilla favorita.

-NCIS (Navy: Investigación Criminal)

Esta lleva paso de convertirse en la serie más longeva de la televisión en Estados Unidos.

-NCIS: Los Angeles

-NCIS: New Orleans

-Person of Interest

-Scorpion

-The Big Bang Theory

-The Good Wife

-The Odd Couple

Canceladas:

-Battle Creek

-CSI

Ya era hora aunque su cierre definitivo lo hará en septiembre con una TV-movie en la que volverán William Petersen y Marg Helgenberger.

-Reckless

-Stalker

-The McCarthys

-The Mentalist (El Mentalista)

Anunciaron que sería la última temporada y le dieron un cierre.

-The Millers

De las primeras en desaparecer al comienzo de la temporada 201-2015.

-Two and a Half Men

También dijeron que acabaría con esta temporada.

-Unforgettable (Imborrable)

CBS la canceló y la rescató. Al cancelarla A & E dijo que se quedaba con ella así que vivirá en esa cadena.

 Logo de la NBCRenovadas:

-Chicago Fire

-Chicado P.D.

-Grimm

-Law & Order: SVU (Ley y Orden: Unidad de Víctimas Especiales)

-The Blacklist

-The Mysteries of Laura

Ha estado en el limbo toda la temporada y volverá pero en midseason y con cambios.

-The Night Shift

-Undateable

-Welcome to Sweden

Canceladas:

-A to Z

-About a Boy

-Allegiance

-Bad Judge

-Constantine

-Hannibal

La tercera temporada, actualmente en emisión, será la última como se anunció hace unos días.

-Marry Me

-One Big Happy

-Parenthood

Le dieron un cierre tras anunciar que la sexta sería la última temporada. Es una de mis pendientes.

-Parks and Recreation

También se anunció que la séptima sería la última entrega así que habrá que hacerse un maratón con ella este verano.

-State of Affairs

-Working the Engels

Logo de Fox

Renovadas:

-Bob’s Burgers

-Bones

-Brooklyn Nine-Nine

-Empire

-Family Guy (Padre de Familia)

-Gotham

-New Girl

-Sleepy Hollow

-The Last Man on Earth

Una de las mejores comedias, para mí, que se pueden ver actualmente.

-The Simpsons (Los Simpson)

Y no para una sino para dos temporadas más.

Canceladas:

-Backstrom

-Gang Related

-Glee

También se anunció que sería la última temporada y la cerraron.

-Gracepoint

Innecesario remake de “Broadchurch”.

-Red Band Society

Una pena, era una serie muy buenrollista a pesar de su argumento.

-The Following

Aún no me explico como un bodrio así ha aguantado tanto.

Logo CW

Renovadas:

-Arrow

-Beauty and the Beast (Bella y Bestia)

-Jane the Virgin

Una de las sorpresas indiscutibles de la temporada.

-Reign

-Supernatural

Al menos llegará a la undécima temporada

-The 100

-The Flash

-The Originals

-The Vampire Diaries (Crónicas Vampíricas)

-iZombie

Canceladas:

-Hart of Dixie (Doctora en Alabama)

Aún espero a que la estrenen en AXN White en España. La dieron un cierre.

-Seed

-The Messengers

Si queréis ver la mejor lista con todas las cadenas y sus renovaciones y cancelaciones, en TV.com la tienen, solo tenéis que pinchar Tv.com upfronts 2015.

Gracias Netflix por Grace and Frankie

Lily Tomlin y Jane Fonda en la primera temporada de Grace and Frankie

Netflix está sobresaliendo con sus rescates de series y con las suyas propias. Una de las últimas que han estrenado ha sido “Grace and Frankie”, serie que llevaba tiempo esperando básicamente por su reparto encabezado por Lily Tomlin y Jane Fonda y con dos secundarios de lujo como son Martin Sheen y Sam Waterston.

Creada por Marta Kauffman, una de las responsable de “Friends”, y Howard J. Morris, la historia de “Grace y Frankie” arranca cuando dos matrimonios amigos, se reúnen en un restaurante para cenar. Los maridos, Robert (Martin Sheen) y Sol (Sam Waterston) tienen noticias para sus respectivas esposas, Grace (Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin) pero nada que ella puedan imaginar. Y es que los dos hombres, abogados en el mismo bufete, llevan veinte años manteniendo una relación y es el momento de que sus mujeres sepan que van a abandonarlas para casarse el uno con el otro.

Sol y Robert acabarán viviendo juntos y Frankie y Grace forzosamente también, en la casa de la playa que los matrimonios compartían y a la que ni una ni otra están dispuestas a renunciar. La noticia no les sienta bien, claro, pero tendrán que aceptarla y aprender a vivir juntas. Porque, al principio Grace y Frankie no es que sean amigas, Frankie lo intenta pero Grace es dura de pelar y la ve como una persona extravagante que no va con su estilo más… clasista, por decirlo de alguna manera.

Martin Sheen y Sam Waterstone en la primera temporada de Grace and Frankie

Básicamente “Grace y Frankie” se centra en las dos protagonistas y en su manera de tirar hacia delante con su nueva vida, ya sea volcándose en el trabajo, tratando de enamorarse de nuevo o dándose cuenta, como es el caso de Frankie, que la relación con su ya exmarido nunca será la que era y que se tienen que acabar muchas cosas.

También se ven algunos problemas que surgen entre Sol y Robert y cómo lidian con ellos porque, su carácter, al igual que el de sus exesposas, también chocan bastante. Y, los hijos de los matrimonios tienen también buena parte de protagonismo. Por un lado están las hijas de Grace y Robert, Brianna (June Diane Raphael) y Mallory (Brooklyn Decker), y por otro los hijos de Frankie y Sol, con los peculiares nombres de Coyote (Ethan Embry) y Nwabudike (Baron Vaughn), Buddy para los amigos. En realidad los cuatro son como hermanos, aunque Coyote tuvo una historia con Mallory que trata de evitarlo por todos los medios.

Brooklyn Decker, June Diane aphael y Ethan Embry en la temporada 1 de Grace and Frankie

Trece episodios han formado la primera entrega de la serie y no ha habido uno malo, es más, los ha habido realmente buenos. “Grace and Frankie” se podría denominar tragicomedia porque el planteamiento no es nada agradable para sus protagonistas y se tratan algunos temas importantes como las adicciones, pero tiene más de comedia con un humor bastante irónico a veces y sarcástico otras, que logra la sonrisa y la risa.

Por mencionar algunos de los episodios que más me han gustado estarían el primero, llamado “The End” donde todo arranca; “The Funeral”, donde Grace se da cuenta de que no trata a Frankie como debería; “The Earthquake”; “The Elevator” que es un flashback para profundizar más en la historia previa o “The Bachelor Party” donde se critican prejuicios y aparece un “toro” mecánico más que peculiar.

Baron Vaughn en la primera temporada de Grace and Frankie

Fantástico el reparto al completo donde la química sobresale por todos los lados, ya sea en las escenas entre esas dos buenas amigas en la vida real como son Lily Tomlin y Jane Fonda, en las de Sam Waterston y Martin Sheen o en las de quienes hacen de hijos, o entre estos con los anteriormente mencionados. Y, además de esas ocho personas a las que ya he citado, hay que mencionar algunos cameos o apariciones más episódicas como las de Craig T. Nelson, Timothy V. Murphy, Ernie Hudson, Corbin Bernsen, Mary Kay Place, Nicholas D’Agosto o Joe Morton.

Muy recomendable “Grace and Frankie” una serie sobre las segundas oportunidades en la vida, porque cuando se cierra una etapa siempre se abre otra ¿o no? Y hablando de segunda, el año que viene habrá otra temporada. ¡Gracias Netflix!

Grace & Frankie temporada 1

Wayward Pines, cuatro episodios y adiós muy buenas

Promo de Wayward Pines

Muchas ganas tenía de que estrenaran la serie “Wayward Pines” y la verdad es que a los cuatro episodios le digo “adiós, muy buenas”. No, la serie no ha superado mi regla del cuarto episodio así que mejor me dedico a ver cosas que realmente disfrute.

Pintaba muy bien la serie de FOX basada en la novela de Blake Crouch y creada por M. Night Shyamalan y Chad Hodge. La acción comienza cuando el agente del Servicio Secreto Ethan Burke (Matt Dillon) se despierta en el pueblo que da título a la serie, un lugar de Idaho al que ha ido junto a su compañero para buscar a dos compañeros que llevan tiempo desaparecidos, uno de los cuales es Kate Hewson (Carla Gugino), con la que tuvo un affaire.

No tardará Ethan en descubrir que Wayward Pines no es un típico pueblo ya que tienen un sheriff, Arnold Pope (Terrence Howard), muy autoritario y una enfermera, Pam (Melissa Leo), de armas tomar. Pero lo peor son las reglas a las que viven sometidos los habitantes del pueblo y es que ni pueden hablar de su pasado, si suena el teléfono deben contestarlo, tienen sistemas de vigilancia en sus propias casas y transmisores para saber dónde están a cada momento. Si alguien se sale del guión y hace lo que no debe, es duramente castigado sin pasar siquiera por un tribunal. Más raro es aún que Ethan encuentre a Kate y que lo que para él han sido semanas sin verla, para ella han pasado años.

¿Qué pasa en Wayward Pines? Algo que Ethan tendrá que averiguar con la ayuda que pueda a pesar de que los rebeldes, por llamarlos de alguna forma, se jueguen el cuello si le echan una mano. La mujer de Ethan, Theresa (Shannyn Sossamon), y su hijo Ben (Charlie Tahan), al no tener noticias del agente, emprenderán la búsqueda para dar con él y acabarán de lleno en el meollo, ese pueblo en el que la libertad es algo que nadie se puede permitir si quiere seguir respirando.

Ahí me he quedado, básicamente, porque me esperaba mucho más y ciertos elementos de la trama me han sacado totalmente de ella. Si hasta no pude evitar acordarme de “Parque Jurásico” (Jurassic Park) tras ver una escena de algo que se descubre en el cuarto episodio. Una lástima tener tan buenos actores y personajes que no dicen nada.

Como curiosidad, decir que FOX España estrenó la serie horas antes de que FOX lo hiciera en Estados Unidos. “Wayward Pines” tendrá diez episodios pero, como digo, con cuatro ya estoy servida.

2 Broke Girls pierde frescura en su cuarta temporada

Kat Dennings y Beth Behrs en la cuarta temporada de 2 Broke Girls

El lunes pasado finalizó en Estados Unidos la cuarta temporada de “2 Broke Girls” (Dos Chicas Sin Blanca) que, a mi parecer, ha demostrado que las temporadas pares no son lo suyo cayendo de nuevo en el mismo error que en la segunda temporada.

“2 Broke Girls” ha perdido frescura y seguramente se deba a la repetición de la fórmula de los “chistes” faltones y del humor grueso, que a veces hacen mucha gracia pero otras pueden incluso rozar la vergüenza ajena; pero también porque la esencia de la serie se pierde cuando las chicas tratan de hacer otras cosas que no sea echar su negocio de cupcakes hacia delante.

Han habido episodios realmente divertidos, pero otros no lo han sido tanto, especialmente en la mitad de temporada. Al menos Han (Matthew Moy) ha seguido replicando cada dos por tres a las chicas cada vez que se han metido con él porque, madre mía, eso es paciencia y lo demás tonterías. Han se merece que le hagan alguna buena historia que le tienen poco utilizado, siendo el payasete que pasa por ahí de vez en cuando.

La relación de la robaescenas Sophie (Jennifer Coolidge) y Oleg (Jonathan Kite) ha ocupado mucho tiempo, lo cuál no está mal pero Oleg no es de ese tipo de personajes que aporten cosas interesantes aparte de frases lapidarias. Las frases de Earl (Garrett Morris) también son de las que se repiten como el ajo.

Total, que la repetitividad no le está ayudando mucho a la serie, que se diga, para que el disfrute sea el que fue en las temporadas primera y tercera. O eso, o que las historias no son tan atrayentes, y ahí radica ese cambio que, como en la segunda entrega, se ha metido esta temporada. ¿Por qué tienen Max (Kat Dennings) y Caroline (Beth Behrs) trabajar en otro lugar dejando de lado su negocio? En la segunda temporada se demostró que muy pronto abrieron un local físico para vender las cupcakes, y en esta, después de que la ventanilla de la trasera de la cafetería donde trabajan haya dado bastante juego, van y la desaprovechan completamente.

“2 Broke Girls” funciona mejor cuando Max y Caroline están en apuros con sus pedidos, con sus clientes o tienen problemas, en general. Por eso la cuarta entrega no me ha parecido que hay estado a la altura de lo que fue la anterior, por ejemplo. A ver si remontan el vuelo de cara a la quinta temporada, que llegará en octubre a Estados Unidos.

American Crime: Crimen, culpables, mentiras

Promo de la primera temporada de American Crime

Aún no he hablado de las cancelaciones y las renovaciones para la temporada que viene, pero en breve llegarán mis comentarios al respecto. De las segundas una que ha habido por sorpresa diría yo ha sido la de “American Crime”, serie de midseason estrenada por ABC hace tres meses.

Creada por John Ridley, ganador de numerosos premios incluido el Oscar por la adaptación del guión de “12 Años de Esclavitud” (Twelve Years a Slave), “American Crime” no es una serie policíaca, se podría definir como un drama con dosis de suspense, pero básicamente es una historia de personas rotas a causa de un crimen, el asesinato de Matt Skokie y la violación a su novia Gwen (Kira Pozehl), que queda en coma.

Ese es el punto de partida para lo que se desarrolla después, una historia con muchos protagonistas que de una u otra forma se ven involucrados en el asunto. Por una parte están las familias de las víctimas: los Skokie, Russ (Timothy Hutton) y Barb Hanlon (Felicity Huffman) que llevan muchos años divorciados, su hijo Mark (David Hoflin) que les culpa a ambos de muchas cosas; y por otro los padres de Gwen, Tom (W. Earl Brown) y Eve (Penelope Ann Miller), que no pierden la esperanza de que su hija se despierte.

Caitlin Gerard y Elvis Nolasco en la primera temporada de American Crime

Su historia es dura porque los primeros han perdido a un hijo y poco a poco se enteran que no le conocían en absoluto, no es el buen chico que ellos pensaban que era, sino que estaba metido en asuntos turbios que acabaron causándole la muerte; mientras que a los segundos les pasa justamente lo mismo ¿pero vas a dejar de querer a tus hijos de la noche a la mañana por no ser lo perfectos que tú creías?

Después está quien tiene el dedo apuntador sobre él desde el principio, prácticamente, Carter Nix (Elvis Nolasco) que junto a su novia Aubry Taylor (Caitlin Gerard) tienen una historia desgarradora. Son una pareja con una seria adicción a las drogas. Carter ama a Aubry, Aubry ama a Carter pero no son buenos el uno para el otro porque no en el pozo en el que están nunca. Y si el dinero y/o la droga se acaban, ella se prostituye para que puedan tener otro chute.

Hector Tontz (Richard Cabral), un exintegrante de bandas chungas de México huido a Estados Unidos, afirma cosas de Carter cuando le detienen. Hector tiene lo suyo, no quiere ser deportado a su país porque sabe que será su fin y lo que hizo fue por una buena causa. Además, su deseo es poder estar cerca de su familia.

La noche de los hechos, Hector conduce un coche prestado por Tony Gutiérrez (Johnny Ortiz), que lo saca del taller de su padre Alonzo (Benito Martínez) sin que este lo sepa. Así que el chico, por ayudar a cometer un crimen indirectamente, porque el coche fue visto cerca de casa de Matt y Gwen, acaba en el correccional de menores. Su padre, que se ocupó de su hijo y de su hija al morir su mujer, siempre sobreprotegió a su vástago que acaba rebelándose y teniendo malas compañías. La línea para convertirse en un pandillero está muy cercana.

Felicity Huffman y Timothy Hutton en la primera temporada de American Crime

Familias rotas, personas rotas. De eso hay mucho en “American Crime”, una serie muy bien escrita y ejecutada de una forma elegante y nada común. Hay reflejos en espejos, planos que no muestran escenas completas o conversaciones que se escuchan íntegramente pero que no se ven porque lo que se nos muestra son primeros planos de personas pensativas.

Y se habla de racismo, de un crimen por odio, de divorcios malos, de descubrimientos incómodos, de cómo la familia debe apoyar a las víctimas, sean inocentes o culpables, de la pena de muerte, de la justicia de la inmigración o del menosprecio por ser diferente.

“American Crime” es lenta, pausadamente nos desgrana toda la historia y once episodios han sido suficientes para que la primera temporada se haya cerrado por completo con un último episodio que, personalmente, de todo lo que he visto en la temporada televisiva estadounidense 2014-2015, me ha parecido de lo mejorcito. Me ha llegado la historia, lo de la muerte de Matt Skokie ha sido lo de menos, lo más importante ha sido descubrir las historias delos personajes, verles caer, verles levantarse. Y no hay que alabar solo la escritura de los episodios sino al grupo de personas que se han metido en la piel de esas personas ficticias que perfectamente pueden vivir en cualquier lugar.

Richard Cabral en la primera temporada de American Crime

Particularmente, Elvis Nolasco, Caitling Gerard y Richard Cabral me han parecido de lo mejor. Felicity Huffman y Timothy Hutton siempre son solventes y lo han demostrado de nuevo, Benito Martínez ha estado muy bien y fantástica Regina King en el papel de Aaliyah, la hermana de Carter.

Una serie muy interesante y recomendable. No para todos los públicos, sí para quienes sin prejuicio alguno se sumerjan en ella y se dejen llevar por lo que se cuenta, todo desgracias prácticamente.