Sí, ya he dejado How to Get Away With Murder

16 noviembre 2014

Reparto de How to Get Away With Murder

Hace unas semanas hablé de la serie “How to Get Away With Murder” y dije que vería el sexto episodio que iba a servir de reválida para seguir con ella o dejarla para siempre. Vi ese episodio, sí, me pareció sin más pero con uno de esos cliffhangers que te incitan o al menos te llaman para seguir visionando más y… Decidí que hasta ahí había llegado.

No tengo tiempo de ver series que no me acaban de convencer, si mejora, como digo siempre, yo me lo pierdo, pero francamente dudo que la historia vaya a acabar siendo sorprendente o que los casos de cada semana vayan a ser la leche. Ya comenté que de los cinco vistos hasta el post que escribí, me habían gustado dos y la media no era muy buena que se diga.

Creo que hay algo que falla mucho en esta serie y es haber puesto a una actriz buena como Viola Davis en una historia que peca de repetitiva en el uso de los mismos flashbacks con un puñado de actores que hacen lo que pueden con los malos personajes que tienen. Que sí, que yo soy mucho de personajes y los de “How to Get Away With Murder” me parecen pésimos. Diría que no se salva ni la protagonista, a la que la han pintado de dura pero que tiene sus cosas que la debilitan rápidamente.

La serie tiene temporada completa en Estados Unidos, de hecho fue de las primeras en lograrlo, pero si ABC la renueva, y por su audiencia podría ser, no sé qué inventarán porque este tipo de series es fácil que sean de corto recorrido. Tal vez pensé en su día lo mismo de “Scandal” pero esta empezó a sorprender enseguida dejando la estructura episódica para ir más a la seriada aunque más quisiera la serie que nos ocupa hoy tener la mitad de buenos personajes que tiene “Scandal” y es que por mucho que la produzca Shonda Rhimes se nota que no es suya por varias cosas.

“How to Get Away With Murder” se estrena en España el próximo 27 de noviembre bajo el nombre de “Cómo Defender a un Asesino” en el canal de cable y digital AXN, y supongo que próximamente estará en abierto.


Buena quinta temporada de Downton Abbey

15 noviembre 2014

Promo de la quinta temporada de Downton Abbey

El pasado domingo “Downton Abbey” cerró sus puertas en la ITV británica con el octavo y último episodio de la quinta temporada, aunque queda el Especial de Navidad que oficialmente finalizará con esta entrega, que ha sido buena, como siempre, pero con algunas tramas que no han terminado de encajar, lo que sucede cuando hay un montón de personajes.

Si aún no has finalizado la temporada, no sigas leyendo que spoilers hay muchos.

La quinta temporada arrancó en 1924, y en ella teníamos tres cosas por ver desde la anterior entrega. Por una parte qué había pasado con Edith (Laura Carmichael) y su bebé; por otra si Mary (Michelle Dockery), perdón Lady Mary como ella no dudó en soltar en un episodio, se había decidido ya entre sus pretendientes: Tony Foyle (Tom Cullen) o Charles Blake (Julian Onvenden); y finalmente si al señor Bates (Brendan Coyle) iban a acusarle de asesinato por la muerte del violador de Anna (Joanne Froggatt).

Laura Carmichael en la quinta temporada de Downton Abbey

Señor Julian Fellowes, ¿no podrá la pobre Edith ser feliz alguna vez? Me lo pregunto porque primero se enamora, su marido secreto va a Alemania y nunca más se sabe de él hasta que le confirman su muerte y su pequeña Marigold vive con otra familia… Que eso es lo que sucede durante los seis primeros episodios hasta que la situación se convierte en insostenible por sus continuas visitas. Si se lo hubiese contado antes a su madre y abuela en vez de confiar solamente en su tía…

Lo de Mary ha sido de traca esta temporada, y me ha gustado mucho su actitud. Los tiempos están cambiando en “Downton Abbey” como Elsie Hughes (Phyllis Logan) le dice al señor Carson (Jim Carter), y Mary se lo toma al pié de la letra, primero queriendo tener sexo sin compromiso ¡en 1924! Aunque parezca que utiliza a Tony, de quien luego no puede desprenderse fácilmente porque Mary no está interesada en una relación seria, la sombra de su marido es muy alargada aún, algo que entiende Charles que le ayuda a convencer a Tony de que vuelva con Mabel Fox (Catherine Steadman). Cada vez está más metida en los negocios, que para eso es la heredera principal, al fin y al cabo, y es la confidente de Tom (Allen Leech), dispuesto a marcharse, esperemos que no, a empezar una nueva vida en Estados Unidos.

Elizabeth McGovern en la quinta temporada de Downton Abbey

Cada vez ha tenido más peso la trama de Rose (Lili James), casarse con un judío seguro que traerá cola en el futuro porque en el presente también lo ha hecho, pero ha perdido Cora (Elizabeth McGovern) a la que únicamente le han asignado un estúpido flirteo que puso más que celoso a su marido Robert (Hugh Bonneville) que no tardó en perdonarla… Aunque nunca se debió haber enfadado porque Cora no hizo nada, más que poner bien los límites a su pretendiente e intentar ser cortés en vez de soltarle un puñetazo (eso lo hizo Robert), y segundo porque unas temporadas atrás él fue quien besó a una doncella.

Ahora, de lo más disfrutables las conversaciones, que este año han sido muchas, entre Violet (Maggie Smith) y Isobel (Penelope Wilton) y todas sus interacciones con otros personajes en cenas u horas del té. Ambas han tenido sus pretendientes, también, solo espero que Isobel recapacite y vea que el mejor partido es el doctor Clarkson (David Robb).

Y, como todas las temporadas muere alguien, en esta no iban a ser menos y dijimos adiós a Isis, la perra de Robert.

Maggie Smith y penelope Wilton  en la quinta temporada de Downton Abbey

Y ahora, las historias de los sirvientes y esa tercera cosa pendiente desde la cuarta entrega. ¿Mató John Bates al violador de su mujer? La verdad es que Bates era uno de los personajes que más me gustaban al principio, pero poco a poco, sobre todo después de su paso por la cárcel, ni siquiera su historia con Anna era digna de mención y ahora me parece totalmente prescindible. Pero claro, han querido rizar el rizo y con toda la historia esta de la muerte del sirviente de Charles Blake, llegué a pensar que al final iba a ser acusada ella y con ese cliffhanger nos han dejado hasta el Especial de Navidad. En realidad estaría genial que alguien de Downton, Mary o la señora Hughes, hubiesen sido para hacer justicia a Anna. Pero ya es soñar demasiado… Lo más seguro es que, por problemático, cualquier marido o novio de otra de sus víctimas sea el culpable y Anna no pase ni por un juicio.

La interacción entre la señora Hughes y el señor Carson, tan buena como siempre y genial esa idea del mayordomo de que piensen en la jubilación y monten un negocio juntos. Genial también la de Daisy (Sophie McShera) y la señora Patmore (Lesley Nicol) a pesar de que por ganas de no perderla, Daisy parezca que vaya a renunciar a seguir con sus estudios.

Jim Carter y Phyllis Logan en la quinta temporada de Downton Abbey

Una pena que se fuera Jimmy (Ed Speleers) y bien por la evolución de Thomas Barrow (Rob James-Collier) que empieza muy áspero una vez más pero tras salirle el tiro por la culata cuando la señora Baxter (Raquel Cassidy) no le da lo que le pide y descubrimos su historia, lo arrepentida que está y que no duda nada en ayudar a Barrow cuando este se automedica para tratar de dejar de ser gay. Su relación con el señor Molesley (Kevin Doyle) avanza poco a poco en términos de confianza y claro está que él bebe los vientos por ella.

Fin de los spoilers.

Vaya que “Downton Abbey” sigue la estela de las temporadas anteriores mezclando drama con romance y humor, este que no falte nunca, así como historias algo culebronescas manteniendo los buenos guiones, la base de fantásticos personajes y no menos fantásticos actores y actrices y el buen hacer en cuanto a ambientación, fotografía y uso de música.

A ver qué sucede en el Especial de Navidad que nos dejará sin la serie hasta el otoño que viene porque, como alguien dijo en Twitter, “el otoño empieza con la primera taza de té de ‘Downton Abbey’” y, el otoño de 2015 también lo hará así.

Fotos: ITV.


Lagarto, Lagarto: El libro para los fans de V

2 noviembre 2014

Portada del libro Lagarto Lagarto: Cuando los visitantes invadieron la Tierra

¿Eres fan de la serie “V”? Entonces este es tu libro. “Lagarto Lagarto: Cuando los Visitantes Invadieron la Tierra” habla desde el comienzo de la primera miniserie que Kenneth Johnson creó para NBC y de su idea inicial, poner a los rusos y a los chinos de malos teniendo que dar un giro y hacerla de ciencia ficción para que la cadena aceptara, hasta la secuela que ABC emitió en 2009 y 2011, pasando por la segunda miniserie y la serie regular de una única temporada.

Se explican los orígenes de los lagartos más famosos de la televisión, quién es quién en una guía de personajes que incluye hasta el que menos aparece y una completa guía explicativa de las miniseries y de la serie regular. También hay una introducción de Kenneth Johnson y algunas declaraciones de actores de la serie como Jane Badler o Marc Singer.

Lleno de fotos, “Lagarto Lagarto: Cuando los Visitantes Invadieron la Tierra” no deja de lado toda la memorabilia y el merchandising que la serie “V” produjo incluyendo las míticas pegatinas y posters que la revista Teleindiscreta regaló en España en la época de la primera reposición de “V”, así como barajas de cartas de diversos países, muñecos con los personajes principales o artículos como pistolas láser.

El libro se publicó en marzo de este mismo año 2014 de la mano de Diábolo Ediciones y está escrito por Juan José Montijano y María Carmen Olivero, dos fans declarados de la serie principalmente por las dos primeras miniseries ya que la serie regular no les gustó demasiado.

La maquetación de la obra está bastante bien aunque sí es cierto que hay fallos graves que no deberían estar en lo que a ortografía, especialmente en nombres, se refiere. No se paga lo que cuesta un libro para encontrar esos fallos. La escritura, asimismo, no es nada del otro mundo pero “Lagarto Lagarto: Cuando los Visitantes Invadieron la Tierra” es de lectura entretenida e interesante si, como a mí, habéis disfrutado alguna vez con las andanzas de lagartones y Resistencia.

Eso sí, ahora que me lo he leído tengo que volver a ver la serie completa porque hay de cosas que me acuerdo bastante bien y otras que mi mente ha borrado por completo.


¿Seguir o no seguir con How to Get Away With Murder?

31 octubre 2014

Promo de How to Get Away With Murder

Uno de los estrenos de la temporada televisiva llegados desde Estados Unidos que esperaba era “How to Get Away With Murder” la tercera serie que Shonda Rhimes tiene en antena tras “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) y “Scandal” y que el la ABC estadounidense forman trío la noche de los jueves en lo que han denominado el TGIT, es decir, Thank God it’s Thursday (Gracias a Dios es jueves).

Ya tengo el sexto episodio de la serie, que en España estrenará AXN en noviembre, y creo que puede ser el último que vea porque, de hecho, me da pereza ponerme con él. La cosa es que no me acaba de convencer y que por muy bien que lo haga Viola Davis en el papel de la abogada y profesora de derecho Annalise Keating, su buen hacer no es motivo suficiente para seguir aguantando una serie con flashbacks repetitivos por si se nos han olvidado determinadas cosas entre un episodio y otro, y personajes bastante inaguantables. Claro que hay que decir que por mucho que la serie esté producida por Shonda, la creadora no es ella sino Peter Nowalk quien lleva años trabajando con ella en las dos citadas series creadas por Rhimes.

¿De qué trata “How to Get Away With Murder”? Básicamente de un grupo de alumnos que tienen como profesora a Keating y que acaban formando su grupo de trabajo en plan prácticas junto a sus adjuntos, Bonnie (Liza Weil) y Frank (Charlie Weber). Todos quieren ganar el trofeo semanal (tal vez sea final) y hacen lo que está en su mano para ser los mejores caso tras caso a pesar de que sus acciones no sean las correctas.

Claro que luego hay una serie de flashbacks y es que supuestamente, nadie es culpable hasta que haya una sentencia firme, se cargan a alguien de cuyo cuerpo se deshacen. Los flashbacks han mostrado en los cinco primeros episodios los intentos de los alumnos de Keating por no derrumbarse en la noche de los hechos, cómo se deshacen más o menos del cadáver y de quién es el mismo.

Esa es la historia seriada que sigue “How to Get Away With Murder” mientras hace que conozcamos un poco más a sus protagonistas, mientras en cada episodio hay un caso que Keating y su equipo deben resolver. Leído el argumento tal vez sea más interesante de lo que a mí me está resultando su desarrollo y de ahí mis dudas porque de los cinco episodios me han parecido buenos dos, el tercero porque el caso estuvo bastante bien y el cuarto porque hacía tiempo que no se veía a Elizabeth Perkins en la pequeña pantalla y su presencia en un personaje tan chulo como le dieron me pareció realmente buena.

Así que, habiendo pasado la regla del cuarto episodio que quien me siga sabe que tengo, el sexto lo voy a ver como reválida. Si me convence seguiré la serie, pero si me parece algo sin más, “How to Get Away With Murder” acabará en la papelera de series olvidadas para mejor.


Muy disfrutable tercera temporada de Doctora en Alabama

29 octubre 2014

Josh Cooke y Rachel Bilson en la tercera temporada de Doctora en Alabama

El pasado domingo finalizó AXN White la emisión de la tercera temporada de la serie “Doctora en Alabama” (Hart of Dixie), una temporada que ha estado francamente bien y que he disfrutado mucho. Después de una buena primera entrega y una irregular segunda en su parte inicial, esta tercera devuelve a la doctora Zoe Hart (Rachel Bilson) a Bluebell tras huir de allí después de que Wade (Wilson Bethel) le dijera que la quería. Pero Zoe no vuelve sola sino que lo hace con el que veis en la foto superior, un escritor neoyorkino llamado Joel Stevens (Josh Cooke), del que es pareja y que le aporta estabilidad.

Inestabilidad es lo que tiene George Tucker (Scott Porter) que también dejó el pueblo en verano para irse de gira con la cantante Lily Anne (Amy Ferguson) y vuelve hecho un desastre total. Después se echa varias novias pero se da cuenta finalmente de con quién quiere estar.

Lemon (Jaime King) también tiene alguna que otra relación y se pasa una temporada en casa de su abuela, incluso, la forma para que la actriz pudiera pasar la recta final de su embarazo y el postparto sin aparecer en cinco episodios, y su hermana Magnolia (Claudia Lee) apenas aparece porque como rebelde que es acaba en un internado.

Promo de la tercera temporada de Doctora en Alabama

Lavon (Cress Williams) parece muy feliz con Annabeth (Kaitlyn Black) pero esta acaba tomando una decisión muy drástica para su relación, mientras el alcalde sigue tratando los problemas del pueblo y con su rivalidad con el pueblo de al lado.

Finalmente está Wade (Wilson Bethel), el personaje de “Doctora en Alabama” que más ha evolucionado y muestra de ello es incluso que en esta tercera temporada yo creo que no sale ni descamisado en ninguno de los episodios. Inicia una relación bastante estable también, negocio con Lemon, y es que las escenas entre ambos no tienen desperdicio, y se convierte hasta en un propietario de éxito.

Amores, desamores, colegueo, secundarios robaescenas y hasta algún que otro número musical ha tenido esta temporada de la serie que ha mantenido muy bien el ritmo durante los veintidós episodios que la han compuesto. Ha habido mucho humor también y un episodio final realmente bueno y con sorpresas.

La cuarta temporada solo tendrá diez episodios por el embarazo de Rachel Bilson y se rumorea que podría ser la última aunque la CW no ha confirmado nada aún. ea como fuere, hay ganas de ver qué pasa.


Miranda llegará a su fin con dos especiales de Navidad

26 octubre 2014

Promo de Miranda

Tanto hablaban en mi timeline de Twitter de la comedia británica “Miranda” que en febrero de 2013 me puse a verla y en una semana la ventilé porque, como ya dije tras ese visionado, es “such fun”. Mucho tiempo levamos esperando los fans de la serie a que vuelva y su creadora y protagonista principal, Miranda Hart, avisó que hasta 2015 no podría ser por sus compromisos.

Pero no habrá que esperar hasta el año que viene y es que antes habrán dos especiales de Navidad con los que, tristemente, “Miranda” llegará a su fin como la propia Hart anunció el otro día cuando presentó su libro sobre la serie “The Best of Miranda”. La actriz ha dicho que el libro es para celebrar la serie y para homenajear a quienes la han hecho posible y a quienes la hemos visto.

La verdad es que es una pena que se acabe porque nos vamos a quedar con una veintena de episodios y es que a veces las buenas series tienen muy pocos (ejemplos hay muchos a lo largo de la historia) y en especial las británicas con esas temporadas tan cortas.

Al menos siempre nos quedarán los revisionados para disfrutar de la torpeza y frikadas de Miranda, del “such fun” y otras frases de su madre Penny (Patricia Hodge), de su amiga Stevie (Sarah Hadland) y su forma de hacer aparecer la careta de la cantante Heather Small e imitar su voz cantando “What Have you Done Today to Make you Feel Proud”, y de ver en qué queda la relación de la protagonista y su amado Gary (Tom Ellis).

Sí, echaré de menos “Miranda” y creo que será carne de revisionado cada poco tiempo porque es una de las comedias más hilarantes que he visto en la vida. Pocas me han hecho llorar tanto de risa.

Si no la habéis visto nunca os la recomiendo muy mucho.


La despedida del detective Barry Frost en Rizzoli & Isles

25 octubre 2014

Lee Thompson Young en s episodio de despedida en la cuarta temporada de Rizzoli & Isles

No estoy segura de si ya había empezado la grabación de la quinta temporada de “Rizzoli & Isles” o no, pero supongo que sí, cuando Lee Thompson Young no acudió a los estudios Paramount de Los Ángeles donde graban la serie. Fueron a buscarle pero quien entró a su casa se lo encontró muerto con todos los signos de que quien interpretó al detective Barry Frost en la serie, se había suicidado. Era un 29 de agosto de 2013.

La quinta temporada arrancó hace tres semanas en Calle 13 en España y en el primero de los episodios el detective Frost estaba de vacaciones. Podían haber decidido que se fuera del cuerpo sin una despedida pero tal vez no hubiese tenido mucho sentido (en las series de los años 70 y 80 hubiesen hecho eso seguro), así que decidieron despedirle.

No fue un episodio lacrimógeno el segundo, porque la vida sigue y Jane (Angie Harmon), Korsak (Bruce McGill) y Frankie (Jordan Bridges) tenían que resolver otro caso y Maura (Sasha Alexander) encontrar pruebas forenses, pero la figura de Barry Frost estuvo presente en el episodio incluso apareciendo cual figura que Lily Rush (Kathryn Morris) veía en cada episodio de “Caso Abierto” (Cold Case) cuando hacía justicia a sus muertes.

Y a partir de aquí spoilers.

Aunque la pena estaba en el ambiente, el caso resultó interesante aunque más ver cómo se contenían los actores porque una cosa es despedir a una persona, a un amigo, en la ficción, y otra muy diferente tenerlo que volver a hacer cuando se ha hecho en la vida real. Así, con algunas escenas en las que había conversaciones sobre funerales y la muerte, llegó el final con los protagonistas en una iglesia dando el último adiós a su compañero y amigo y con un panegírico leído por su mejor amiga, Jane Rizzoli que no pudo llorar durante todo el episodio excepto al llegar a casa y ver la postal que Frost le había mandado desde su lugar de vacaciones.

El actor, tristemente, decidió poner punto y final a su vida a los 29 años de edad, el personaje acabó su vida con los mismos años en un accidente de coche cando regresaba a casa para reincorporarse al departamento de policía de Boston tras sus vacaciones.

Fin de los spoilers.

Es raro no ver a Frost en la serie, ver su mesa vacía y su muñeco robot en el lugar en el que lo tenía. Aún no he visto el tercer episodio pero creo que su hueco lo han rellenado aunque, pienso que con Jane, Vince y Frankie tienen el departamento más que cubierto.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 104 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: