Titanic, correcta miniserie escrita por Julian Fellowes

23 julio 2014

Poster de la miniserie Titanic de 2012

Casi dos años llevaba esperando en mi decodificador a que me dignase a verla la miniserie “Titanic” que en 2012 escribió Julian Fellowes, creador y guionista de mi querida “Downton Abbey”, para ITV y que en España estrenó Antena 3. Eran cuatro episodios que tanto en Reino Unido como en España se emitieron del tirón llegando a las tres horas de duración, vamos como la película de James Cameron de 1997. No voy a compararlas, por supuesto, no sería justo para la miniserie así que voy a centrarme en ella.

“Titanic” arranca cuando en Belfast, Irlanda del Norte, se está construyendo el trasatlántico. Se nos presentan a algunos personajes que después serán relevantes en la historia como el constructor Thomas Andrews (Stephen Campbell Moore) quien se quejó ante el director de la White Star Line, dueña del barco, J. Bruce Ismay (James Wilby) de que no había botes salvavidas suficientes; el ingeniero convertido en electricista Jim Maloney (Peter McDonald) al que Andrews contrata y que le permite viajar en el barco, colándose él con su mujer Mary (Ruth Bradley) y sus niños; o Peter “El Pintor” Lubov (Dragos Bucur), el asesino de policías al que nunca atraparon y del que se desconoce si viajó en el barco pero lo incluyeron en la ficción. También, al construirse el barco en Belfast, se hace mención a los problemas entre los irlandeses.

Maria Doyle Kennedy y Toby Jones en la miniserie Titanic de 2012

Así llega el día de partida del barco desde Southampton, Inglaterra, rumbo a Nueva York, 10 de abril de 1912. Y se nos van mostrando más personajes, tanto de primera clase como Hugh Grex (Linus Roache) y Louisa (Geraldine Sommerville), conde y condesa de Manton con su hija Georgiana (Perdita Weeks); Molly Brown (Linda Kash), Benjamin Guggenheim (David Eisner), la condesa de Rothes (Pandora Colin) o el matrimonio formado por Joseph (Peter Wight) y Grace (Celia Imrie) Rushton; de segunda como el matrimonio Bartley formado por John (Toby Jones) y Muriel (Maria Doyle Kennedy); y de tercera, pasajeros como la familia Maloney o servicio como Annie Desmond (Jenna-Louise Coleman) y Paolo Sandrini (Glen Blackhall). No hay que olvidar a los oficiales del barco ni a su capitán, Edward John Smith (David Calder).

Mientras los pasajeros interaccionan, normalmente con su clase a excepción de los Bartley que tienen relación con los de primera y de los sirvientes, claro, y hay relaciones amorosas que surgen, como la de Annie y Paolo, llega la noche del 14 de abril cuando el capitán Smith ordena antes de ir a dormir que aumenten la velocidad a pesar de que ni Ismay ni uno de los oficiales está de acuerdo y el “insumergible” barco choca contra un iceberg.

Ahí empieza el drama, lo de “las mujeres y los niños primero” pero sobre todo los de la primera clase, el encierro de los de tercera para que no ocupasen los botes, la falta de estos, la heroicidad de algunos y la cobardía de otros… Y el hundimiento. Básicamente los dos primeros episodios son de presentación y tramas de personajes, y los dos segundos de todo el hundimiento aunque no sé por qué después de ver el iceberg por primera vez hay una especie de flashback sobre una cena.

Fotograma de la miniserie Titanic de 2012

“Titanic” es una miniserie correcta, los personajes que más llaman la atención no son los de primera precisamente y está bien ese tono crítico que tiene en ocasiones. No está mal hecha pero, claro, no es una superproducción y no hay nada espectacular en el hundimiento, únicamente una historia humana y el recuerdo de algo que seguro pudo evitarse, una tragedia que al menos sirvió para que las leyes marítimas internacionales.

Toca la fibra sensible por la magnitud de la tragedia, obviamente, y está genial el retrato de la lucha de clases y de la decisión de las mujeres que tuvieron plaza en los botes, pero le falta que como espectadores nos sintamos atraídos por las historias personales que nos cuentan. Tal vez la mejor sea la de los Bartley. Aún así, se de ja ver y tiene algunas actuaciones destacables.

 


Segunda temporada de Masterchef Australia, ¡qué vicio!

21 julio 2014

Top 10 de la segunda temporada de Masterchef Australia

Iba a haber escrito este post hace tiempo pero decidí dejarlo para cuando pudiera ver la final de “Masterchef Australia” cuya segunda edición emitió Cosmopolitan en España entre marzo y junio. Tan enganchada estaba que conté los programas antes de marchar de vacaciones para ver si vería la final y un largo “no” salió de mi boca cuando me di cuenta de que me iba a ir sin haber visto el último, la final. Pero lo grabé, claro, y ya lo he visionado.

Me había tragado un spoiler (maldita Wikipedia) y supe de antemano que Adam podía ser el ganador del concurso como así acabó siendo. No era mi favorito, pero quienes quería que ganaran fueron cayendo casi de forma consecutiva. Marion, a quienes todos sus compañeros parecían dar por ganadora primero, Jonathan después y Claire al final a las puertas de poder enfrentarse o con el más joven de la edición, Callum que demostró que era más que especialista en postres, y Adam.

No vi toda la temporada, pero poco me faltó, y es que la pillé empezada una noche en que me senté a cenar frente a la televisión justo para ver la primera eliminación de los 24 mejores chefs de la entrega. ¡Qué vicio! Porque la verdad es que la edición australiana del concurso es muy ágil, la edición ayuda mucho a que lo sea y es que cada programa dura entre 45 minutos y una hora.

Gary, George y Matt, jueces de Masterchef Australia

Los concursantes la verdad es que eran bastante simpáticos en su mayoría y me he hecho muy fan del jurado. George Calombaris y Gary Mehigan son dos chefs que como maestros de ceremonias hacen un muy buen papel, siendo divertidos cuando deben serlo, serios cuando algo no les gusta pero sin llegar nunca al menosprecio insultante y que además tenían muy buen rollo con todos los concursantes. Matt Preston, el crítico gastronómico de unos dos metros de altura que le impondría a cualquiera resultó ser también un buen tío cuyas valoraciones a veces eran sorprendentes.

El camino a la final fue emocionante aunque no me parece justo que algunos fueran eliminados en pruebas de habilidades básicas y otros teniendo que cocinar platos más elaborados, ni que quien resultó ganar lograse un pin de inmunidad derrotando a un compañero, no a un chef famoso como solamente logró Marion. Y la final, intrigante aunque me oliera que había leído bien el spoiler, y con emoción también. Fue un muy buen punto, además, que la última masterclass de George y Gary fuera de varios concursantes haciendo ellos de pinches, y que todos estuvieran presentes animando a Callum y Adam.

Masterchef Australia y Masterchef España, que ya critiqué en su día son como el agua y el aceite, el primero es muy entretenido, está bien hecho y los jueces hacen un gran trabajo en todas sus facetas: mentores, críticos y cocineros; el segundo, cuya segunda temporada acaba este miércoles. hace aguas por muchos sitios y hasta les han salido concursantes rebeldes con causa que se han empezado a quejar de cosas extrañas que han vivido.

Eso sí, Cosmpolitan empezó la tercera temporada de Masterchef Australia, correspondiente a 2011, cuando inicié mis vacaciones y al volver sí que vi un programa, pero decidí que no estaba para ver otros casi 200 programas. Eso sí, probablemente retome el programa en la cuarta entrega que después, si no leí mal hay una con concursantes de las otras ediciones y eso hay que verlo.


Diario de una Teléfila en Facebook

17 julio 2014

Página en Facebook del blog

 

Desde hace un par de días Diario de una Teléfila tiene página en Facebook. Como comenté en la red social, así como en Twitter, por fin me he dignado a hacerle una después de más de cinco años escribiendo en el blog así que si tenéis cuenta en Facebook y queréis seguir el blog también por allí, para dejar comentarios en lo que comparta o estar al tanto de las últimas publicaciones, podéis darle al botón de “Me Gusta”.


24: Live Another Day, la mejor 24 desde la quinta temporada

16 julio 2014

Promo de 24: Live Another Day

“Jack is back” , rezaban las promos de FOX antes y durante la emisión de la novena temporada de 24″, subtitulada como Live Another Day”. Sin haber visto la octava temporada, culpa de la mala emisión en España y de las peores sexta y séptima temporada, tenía ganas de volver a ver a Jack Bauer (Kiefer Sutherland) en acción. Ganas e ilusión porque “24″ hasta la quinta temporada me pareció una muy buena serie, y para su regreso no pude evitar, una es friki sí, ponerme mi camiseta de la serie.

Pero su inicio no me pareció nada prometedor. Es más, en una de mis colaboraciones en la web FrikArte escribí sobre los cuatro primeros episodios de “24: Live Another Day” mostrando mi descontento. Claro que, tras la vuelta de vacaciones y ver lo que me había perdido en unas semanas, los cinco episodios del tirón que visioné, del séptimo al undécimo, me hicieron cambiar de parecer. Volví a las andadas, a disfrutar “24″ en una alta dosis, léase visionar hasta cinco episodios seguidos, y a engancharme queriendo, más y más.

Así que me retracto y debo decir que “24: Live Another Day” ha sido lo mejor de la serie desde el fin de la quinta temporada, y eso que entre una y otra hubo tres temporadas y una película para televisión.

Tras desaparecer tras ser llamado traidor por su país, Jack Bauer aparece cuatro años después en Londres donde el presidente James Heller (William Devane) ha ido a convencer al Primer Ministro británico Alastair Davies (Stephen Fry) de que no les dejen sin una base primordial para sus drones. Pero lo que no saben ni él, ni su jefe de gabinete Mark Boudreau (Tate Donovan), ni el Primer Ministro, ni mucho menos su hija Audrey (Kim Raver), casada con Boudreau, es que una terrorista de nombre Margot Al-Harazi (Michelle Fairley) pretende atentar contra la capital de Inglaterra.

Kiefer Sutherland y Mary Lynn Rajskub en 24: Live Another Day

Eso lo sabe Jack Bauer, que se presenta con un amigo que le ayuda y protege y que va a buscar a Chloe O’Brian (Mary Lynn Rajskub) quien tras la muerte de su marido e hijo huyó a Londres y ayuda a una organización liderada por Adrian Cross (Michael Wincott), que es una especie de Julian Assange.

Jack necesita a Chloe no solo para encontrar a Al-Harazi, sino para que le ayude con todo lo tecnológico y las comunicaciones y Chloe le ayuda a pesar de que a Cross no le guste nada. Pero claro, Jack no lo tiene fácil porque detrás de él está la CIA con Steve Navarro (Benjamin Bratt) al frente de la oficina londinense y los agentes Kate Morgan (Yvonne Strahovski) y Erik Ritter (Gbenga Akinnagbe) tras sus talones.

Pero Heller confía en Jack, Audrey confía en Jack y ate acaba confiando en él porque ¿quién mejor que Jack Bauer para salvar un día más? Ellos lo saben, nosotros lo sabemos y él también.

No creo que a Benjamin Bratt le sacaran demasiado partido pero estaba bastante claro, creo yo, por dónde iban a ir los tiros de su personaje. Los personajes de Tate Donovan siempre me parecen bastante cansinos y esta vez no me ha parecido lo contrario, de hecho estaba deseando que Audrey se enterara de todo lo que su marido estaba haciendo por detrás y que le pegara un bofetón.

Los seis primeros episodios, como decía, ni fu ni fa, de hecho la hubiese dejado de ver gustosa pero quería ver por dónde iban los tiros y por suerte lo hice aunque la mala no me acababa de convencer tampoco ni sus problemas familiares que no me interesaban lo más mínimo.

Gbenga Akinnagbe y Yvonne Strahovski en 24: Live Another Day

Pero llegó el episodio siete y con él los spoilers porque ahora me voy a explayar así que si no has acabado la temporada no sigas leyendo hasta nuevo aviso.

La búsqueda de Al-Harazi más cerca que nunca, Jack y Kate trabajando codo con codo y los tejemanejes de Cross, Navarro y Boudreau al descubierto. Los rusos al acecho de Jack con ayuda de Mark, Heller siendo amenazado y ofreciendo su vida para que los terroristas no lleven a cabo su cometido… Pero Jack salva a Heller, la gratitud de Audrey vuelve a tenerla porque nunca la perdió, Al-Harazi muerde el polvo, o el asfalto mejor dicho, y “24″ da un nuevo giro, ese que siempre tenía a mitad de temporada pero al final.

Entra un nuevo villano en acción, un viejo conocido: Cheng Zhi (Tzi Ma) quien, como bien recuerda Chloe, tuvo a Jack prisionero y torturándole durante más de un año y cuando Audrey fue a buscarlo le hizo lo mismo a ella. Audrey había ido a encontrarse con una amiga china para que ayudara en el intento de Heller de parar una guerra contra China, orquestado todo a cuenta del dispositivo con el que acabaron los terroristas manejando los drones, y acaba en el punto de mira de un francotirador de Cheng.

Llegamos al final, un episodio entre las 10 de la noche y las 11 de la mañana. ¿WTF? Todo tenía su explicación porque en cincuenta minutos ficticios, unos 35 reales, Jack encuentra a Chloe, a la que había secuestrado Cheng tras acabar con Cross, quien estaba colaborando con Navarro y con el chino; Kate salva a Audrey del francotirador pero no del segundo hombre de Cheng y la pobre y sufridora Audrey muere (¿por qué guionistas, por qué?); y Jack acaba pillando a Cheng, haciendo que China retroceda en sus intenciones de ataque y decapitándole por Audrey.

Y mientras el ataud de Audrey va hacia el Air Force One con su padre destrozado no solo por haber perdido a su hija sino por saber que en breve no se acordará ni de que la tuvo alguna vez por culpa del alzheimer, Jack se intercambia por Chloe a quien los rusos se habían llevado y le dice que es su mejor amiga y que eche un ojo a su familia de vez en cuando. Jack se va en helicóptero con los rusos y el contador de “24: Live Another Day” se pone en las 10:59:59.

William Devane y Kim Raver en 24: Live Another Day

Me ha gustado el final, todo menos la innecesaria muerte de Audrey quien nunca hizo daño a nadie y a la que le hicieron sufrir más que a nadie en esta serie, Jack aparte. Un Jack que cuando Kate le da la mala noticia coge una pistola para quitarse la vida sin importarle nada ni nadie ni él mismo, consciente de que toda la gente que le acaba rodeando o queriendo acaba mal. Pero Jack salva el día, no esperaba menos ¿quién lo hacía? Menos eso creo que ha sido un muy buen final.

Fin de los spoilers.

A Kiefer Sutherland le va el papel que ni pintado y esta temporada al final ha servido para cerrar viejas historias, tal vez por eso al final me haya parecido buena porque ha sido genial ver a Heller otra vez y a Audrey. William Devane ha estado magnífico porque es un actor que se deja notar y creo que Kim Raver es muy buena actriz desde que empecé a ver “Turno de Guardia” (Third Watch) y de eso ya ha pasado mucho tiempo. Al principio no me convenció demasiado Yvonne Strahovski en su papel pero creo que lo ha hecho suyo y lo ha hecho bien. Y la nueva Chloe de Mary Lynn Rajskub parecía una yonki pero Chloe ha acabado siendo, una vez más, la mejor aliada del héroe Bauer.

Tal vez la fórmula de recuperar la serie esté en temporadas de doce episodios porque han sido capaces de abreviar y de introducir el indispensable giro, desde luego que funcionar ha funcionado y ha mantenido al interés, para mí, durante toda su segunda parte. La FOX estadounidense no se ha pronunciado sobre si renovará “24″ para que el verano que viene tengamos más o no. Pero si este ha sido el final, bien por los guionistas y por la cadena por apostar por él, y si hay más tened por seguro de que lo comentaré porque si es tan bueno como estos doce episodios, volveré a engancharme.


Nominaciones y predicciones de los Emmy 2014

15 julio 2014

Imagen: Television Academy a través de Wikipedia

De vuelta de vacaciones toca informar sobre las nominaciones de la 66 edición de los premios Emmy, que la Academia de la Televisión estadounidense otorgará, para la franja del primetime, el próximo lunes 25 de agosto en Los Ángeles en una gala que tendrá como maestro de ceremonias al cómico Seth Meyers.

El día 16 del mismo mes se darán los de la categoría de Artes Creativas, pero me voy a centrar en las categorías principales, las de mejores series, miniseries y actuaciones por parte de actores y actrices. Estos son los nominados:

Mejor Serie Dramática:

-Breaking Bad.
-Downton Abbey.
-Juego de Tronos (Game of Thrones).
-House of Cards.
-Mad Men.
-True Detective.

Respecto a otros años se ha caído “Homeland” de la lista, lógico porque menuda tercera entrega tan poco interesante; sigo echando de menos a “The Killing” y “The Newsroom”, como acérrima defensora que soy, podría estar perfectamente en la lista.  ¿Quién ganará? Espero que Breaking Bad, se lo merece por muchas cosas y es el último Emmy al que optará.

Mejor Actriz Dramática:

-Lizzy Caplan por “Masters of Sex”.
-Claire Danes por “Homeland”.
-Michelle Dockery por “Downton Abbey”.
-Julianna Margulies por “The Good Wife”.
-Kerry Washington por “Scandal”.
-Robin Wright por “House of Cards”.

No habiendo visto la actuación ni de Margulies ni de Wright pero a sabiendas de lo que son capaces, mi favorita es la que probablemente será la eterna nominada y nunca se lleve un Emmy por su gran trabajo en “Downton Abbey”, Michelle Dockery. Me parece correcta la nominación de Kerry Washington, creo que lo hace bien aunque en “Scandal” hay gente que brilla más que ella en mi opinión y a Claire Danes, por llevar su papel a la exageración desde luego que ni la hubiera nominado. Sí a Mireille Enos, sí incluso a Emily Mortimer.

Mi voto con el corazón, Michelle Dockery (aunque no se lo llevará). Eso sí, aplaudiré mucho si dicen el nombre de Lizzy Caplan que está espléndida en “Masters of Sex” siendo, en mi opinión, el alma de esa serie. Ahora ¿Sandra Oh no se merecía una nominación?

Mejor Actor Dramático:

-Bryan Cranston por “Breaking Bad”.
-Matthew McConaughey por”True Detective”.
-Woody Harrelson por “True Detective”.
-Jeff Daniels por “The Newsroom”.
-Jon Hamm por “Mad Men”.
-Kevin Spacey por “House of Cards”.

Mi corazón está dividido. Tengo que dejar a un lado a Jeff Daniels porque me alegré mucho de que lo ganara el año pasado pero dudo que repita. ¿Matthew o Bryan? Papelón el de McConaughey que acabaría un año de 10 después de todos los premios que le dieron por su papel en el filme “Dallas Buyers Club”, Oscar incluido, y que en “True Detective” se sale. Pero Bryan Cranston estuvo inmenso desde el minuto uno en “Breaking Bad”. Apuesto por Cranston.

Mejor Actriz de Reparto Dramática:

-Christine Baranski por “The Good Wife”.
-Joanne Froggatt por “Downton Abbey”.
-Anna Gunn por “Breaking Bad”.
-Christina Hendricks por “Mad Men”.
-Lena Headey por “Juego de Tronos” (Game of Thrones).
-Maggie Smith por “Downton Abbey”.

Otra vez está Maggie Smith, genial que hayan vuelto a pensar en Joanne Froggatt pero Anna Gunn merece el premio sin duda alguna. Aún se me ponen los pelos de punta al pensar en toda la escena del cuchillo en “Breaking Bad”. ¿Echo en falta a alguien? Sí, a Bellamy Young que para mí brilla más que Kerry Washington en “Scandal” y hasta Betsy Brandt por “Breaking Bad”.

Mejor Actor de Reparto Dramático:

-Jim Carter por “Downton Abbey”.
-Josh Charles por “The Good Wife”.
-Peter Dinklage por “Juego de Tronos” (Game of Thrones).
-Mandy Patinkin por “Homeland”.
-Aaron Paul por “Breaking Bad”.
-Jon Voight por “Ray Donovan”.

Me encanta Jim Carter en “Downton Abbey” pero mi voto va, y no sé a quién de los dos se lo daría, para Mandy Patinkin, de lo mejor de la horrible tercera temporada de “Homeland” o Aaron Paul porque, inexplicablemente, a Dean Norris le han dejado sin nominación alguna por “Breaking Bad”. Y eso sí que es tongo.

Mejor Serie de Comedia:

-The Big Bang Theory.
-Louie.
-Modern Family.
-Orange is the New Black.
-Silicon Valley.
-Veep.

Lo cierto es que no veo ninguna de esta categoría así que me da un poco igual quien gane. Voy a darle un voto de confianza a “Orange is the New Black”, serie que tengo pendiente, porque Jenji Kohan es original en sus historias.

Mejor Actriz de Comedia:

-Lena Dunham por “Girls”.
-Edie Falco por “Nurse Jackie”.
-Julia Louis-Dreyfus por “Veep”.
-Melissa McCarthy por “Mike & Molly”.
-Amy Poehler por “Parks and Recreation”
-Taylor Schilling por “Orange is the New Black”.

Lo mismo que con la categoría de Mejor Serie de Comedia, no veo ninguna de estas pero voto por Amy Poehler porque nunca se lo dan, y merecido seguro que lo tiene. Pero a este paso lo volverá a ganar Julia Louis-Dreyfus. Sigo echando de menos en esta categoría a Kat Dennings.

Mejor Actor de Comedia:

-Louis C. K. por “Louie”.
-Don Cheadle por “House of Lies”.
-Ricky Gervais por “Derek”.
-Matt LeBlanc por “Episodes”.
-William H. Macy por “Shameless”.
-Jim Parsons por “The Big Bang Theory”.

Voy a repetirme pero vaya, que no veo ninguna de esas series tampoco. Ahora, que gane William H. Macy que es muy buen actor.

Mejor Actriz de Reparto en Serie de Comedia:

-Allison Janney por “Mom”.
-Mayim Bialik por “The Big Bang Theory”.
-Julie Bowen por “Modern Family”.
-Anna Chlumsky por “Veep”.
-Kate McKinnon por “Saturday Night LIve”.
-Kate Mulgrew por “Orange is the New Black”.

¡¡¡La gran Allison Janney for the win!!!

Mejor Actor de Reparto en Serie de Comedia:

-Fred Armisen por “Portlandia”.
-Andre Braugher por “Blooklyn Nine-Nine”.
-Ty Burrell por “Modern Family”.
-Adam Driver por “Girls”.
-Jesse Tyler Ferguson por “Modern Family”.
-Tony Hale por “Veep”.

Tampoco veo ninguna pero pronostico una victoria de Fred Armisen.

Mejor Miniserie:

-Treme.
-Luther.
-Fargo.
-American Horror Story: Coven.
-The White Queen.
-Bonnie & Clyde.

“Luther” ¿en serio? La tercera temporada fue la peor. Lo de “American Horror Story” ya es lo de todos los años pero si hay justicia en este mundo a una grande, grande como fue, es y será “Treme” no se la puede ni se la debe dejar sin premio. Otro voto con el corazón aunque debería estar en la categoría de Mejor Serie y no en Miniserie por corta temporada que tuviera.

Mejor Película para Televisión:

-Matar a Kennedy (Killing Kennedy).
-Muhammad Ali’s Greatest Fight.
-The Normal Heart.
-Sherlock: His Last Vow.
-The Trip to Bountiful.

“Killing Kennedy” a pesar de no verla entera me pareció que estaba bastante bien hecha pero creo que voy a votar por “The Normal Heart”.

Mejor Actriz de Miniserie o Película para Televisión:

-Helena Bonham-Carter por “Burton & Taylor”.
-Minnie Driver por “Return to Zero”.
-Jessica Lange por “American Horror Story: Coven”.
-Sarah Paulson por “American Horror Story: Coven”.
-Cicely Tyson por “The Trip to Bountiful”.
-Kristen Wiig por “The Spoils of Babylon”.

Se lo daba a Sarah Paulson pero algo me dice que se lo llevará Cicely Tyson.

Mejor Actor de Miniserie o Película para Televisión:

-Benedict Cumberbatch por “Sherlock: His Last Vow”.
-Chiwetel Ejiofor por “Dancing on the Edge”.
-Idris Elba por “Luther”.
-Martin Freeman por “Fargo”.
-Mark Ruffalo por “The Normal Heart”.
-Billy Bob Thornton por “Fargo”.

Siento mucha predilección por mi querido Mark Ruffalo así que para él mi voto.

Mejor Actriz de Reparto de Miniserie o Película para Televisión:

-Angela Bassett por “American Horror Story: Coven”.
-Kathy Bates por  “American Horror Story: Coven”.
-Frances Conroy por  “American Horror Story: Coven”.
-Ellen Burstyn por “Flowers in the Attic”.
-Julia Roberts por “The Normal Heart”.
-Allison Tolman por “Fargo”.

La lógica y la tradición de los Emmy diría que Julia Roberts gana seguro, pero voy a decir que se lo dan a Frances Conroy.

Mejor Actor de Reparto de Miniserie o Película para Televisión:

-Martin Freeman por “Sherlock: His Last Vow”.
-Matt Bommer por “The Normal Heart”.
-Colin Hanks por “Fargo”.
-Alfred Molina por “The Normal Heart”.
-Joe Mantello por “The Normal Heart”.
-Jim Parsons por “The Normal Heat”.

Alguien de “The Normal Heart” tendrá que ganar así que como me gusta, Alfred Molina es mi predicción.

Hay unos premios que dan en la ceremonia de los Emmy creativos pero quiero comentarla también.

Mejor Actriz Invitada en Serie de Drama:

-Allison Janney por “Masters of Sex”.
-Kate Burton por “Scandal”.
-Jane Fonda por “The Newsroom”.
-Kate Mara por “House of Cards”.
-Margo Martindale por “The Americans”.
-Diana Rigg por “Juego de Tronos” (Game of Thrones).

Ni Allison Janney ni Kate Burton son invitadas en las series por las que las han nominado. Allison Janney está nominada a dos Emmy (no es la única este año), merecidas ambas nominaciones bajo mi punto de vista, así que espero que alguna se lleve. Para mí Margo Martindale es lo mejor de “The Americans”, Jane Fonda deja mucha huella con sus breves apariciones en “The Newsroom” y Kate Burton ha estado inmensa en la tercera temporada de “Scandal” en la que le han sacado más partido. Si no gana Janney, Fonda o Burton son más que merecedoras.

Mejor Actor Invitado en Serie de Drama:

-Dylan Baker por “The Good Wife”.
-Beau Bridges por “Masters of Sex”.
-Reg E. Cathey por “House of Cards”.
-Joe Morton por “Scandal”.
-Paul Giamatti por “Downton Abbey”.
-Robert Morse por “Mad Men”.

Por debilidad que sienta por Beau Bridges, se lo daba a Joe Morton que tampoco ha sido invitado en “Scandal” sino uno de los pilares fundamentales de la tercera temporada.

Mejor Actriz Invitada en Serie de Comedia:

-Tina Fey por “Saturday Night Live”.
-Uzo Aduba por “Orange is the New Black”.
-Laverne Cox por “Orange is the New Black”.
-Joan Cusack por “Shameless”.
-Natasha Lyonne por “Orange is the New Black”.
-Melissa McCarthy por “Saturday Night Live”.

Aquí también debería ganar alguien de “Orange is the New Black” por cantidad pero si me seguís ya conocéis mi frase de Tina Fey FTW! Y en eso se queda.

Mejor Actor Invitado en Serie de Comedia:

-Steve Buscemi por “Portlandia”.
-Louis C. K. por “Saturday Night Live”.
-Gary Cole por “Veep”.
-Jimmy Fallon por “Saturday Night Live”.
-Nathan Lane por “Modern Family”.
-Bob Newhart por “The Big Bang Theory”

Jimmy Fallon me encanta así que voto por él.


Cerrado por vacaciones

14 junio 2014

Homer Simpson Cerrado por Vacaciones

El verano casi está aquí y este año adelanto mis vacaciones. Durante las próximas tres o cuatro semanas Diario de una Teléfila no tendrá ningún post nuevo pero volverá con alguna serie a comentar, seguramente, que me iré de vacaciones pero las series se vienen conmigo y este año, al menos, me llevo “A Dos Metros Bajo Tierra” (Six Feet Under) que ya toca ponerse a verla.

¡Pasarlo bien!


Primera temporada de Masters of Sex, una serie que engancha

13 junio 2014

Promo de la primera temporada de Masters of Sex

Algo tiene “Masters of Sex” que engancha. En realidad son muchas cosas pero principalmente lo bien hecha que está esta serie que en Estados Unidos emite Showtime, cuya segunda temporada estrenará en un mes justo, y que en España se puede ver en Canal+. Creada por Michelle Ashford basándose en la biografía escrita por Thomas Maier en 2009 titulada “Masters of Sex: The Life and Times of William Masters and Virginia Johnson, the Couple Who Taught America How to Love ” (Maestros del Sexo: La Vida y la Época de William Marsters y Virginia Johnson, la Pareja que Enseñó a Estados Unidos Cómo Amar), la serie arranca en 1956 cuando en un hospital universitario de Missouri, el doctor Bill Masters (Michael Sheen) contrata a Virginia Johnson (Lizzy Caplan) como su secretaria/ayudante y ambos empiezan a lanzar en serio el estudio sobre el sexo que Masters lleva queriendo realizar desde muchos años antes.

Masters fue pionero en querer enseñar cómo funcionaba el sexo para lo que logró reunir voluntarios femeninos y masculinos para que practicaran el sexo por la ciencia, así como que se dieran placer ellos solos para ver cómo, entre otras cosas, funcionaban todas las etapas del acto sexual o de la masturbación.

Michael Sheen y Caitlin Fitzgerald en la primera temporada de Masters of Sex

“Masters of Sex” nos hace partícipes de ello, porque no solo Masters y Johnson son voyeurs ya que tienen que tomar notas de todo lo que sucede y medir tiempos, sino que como espectadores también nos convertimos en voyeurs y, sinceramente, se hace raro pero vamos que tampoco estamos ante una película porno ni nada por el estilo, todo está hecho con bastante gusto aunque, no creo que sea necesario enseñar tantos pechos en pantalla. Pero vaya, es Showtime así que tampoco vamos a asustarnos por nada.

Pero “Masters of Sex” es más que el tiempo que se dedica a ese estudio en pantalla, la serie presenta a unos cuantos personajes que resultan muy interesantes y sus relaciones todos ellos interpretados muy bien por los actores que les dan vida. Michael Sheen y Lizzy Caplan brillan y eso que él es un tipo que no es de los que caigan simpáticos. Se complementan bien y ella actúa con mucha naturalidad. No menos naturales resulta Caitlin Fitzgerald como Libby, la mujer de Bill, o Hélene Yorke como Jane, la secretaria y sujeto de estudio. No me olvido de dos grandes: Beau Bridges como Barton Scully, el jefe directo de Bill, y Allison Janney como su mujer Margaret.

Pero no me puedo olvidar de Teddy Sears, Nicholas D’Agosto y Julianne Nicholson, ni de Annaleigh Ashford cuyo personaje de la prostituta Betty ya merecería una serie para ella sola.

Allison Janney y Teddy Sear en la primera temporada de Masters of Sex

Así que de momento tenemos que “Masters of Sex” está bien hecha, que tiene buenos personajes y un buen reparto. ¿Por qué más engancha esta serie? Por su ambientación y por llevarnos a una época y a los problemas que había en ella: la homosexualidad, el divorcio, la segregación racial, o que ser hombre hacía la vida más fácil porque las mujeres incluso con carrera no lo tenían nada fácil, así como el tabú que ya era el sexo de por sí o que las mujeres ginecólogas no gozaran de confianza a la hora de tener pacientes porque las mujeres no querían que una mujer mirara sus partes.

La historia que cuentan puede llamar la atención más o menos pero al final resulta interesante. Es una buena serie, además de valiente y, particularmente, espero su segunda temporada con ganas. Por cierto, la cabecera de la serie no tiene desperdicio.

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 100 seguidores

%d personas les gusta esto: