El último caso de la detective Lily Rush

Hace un año escribí un homenaje a una de mis series preferidas de siempre “Caso Abierto” tras haber finalizado sus emisiones en Estados Unidos. En España la Sexta tampoco tardó mucho en emitirla pero yo me guardé bien los episodios porque no quería despedirme de ella. Vale, con las copias de seguridad (por favor, que alguien pague los derechosmusicales y la saquen en DVD) es muy fácl hacer revisionados y sí, ya peinso en ahcerlos, pero es duro decir adiós a una serie que te ha gustado tanto, a unos personajes a los que les has cogido cariño y más sabiendo queal menos podrían haber durado una temporada más.

La séptima temporada la he visto poco a poco y ayer ví los tres últimos episodios. Mucho pasó en la vida de los protagonistas en esa temporada, y aquí llegan los spoilers. La detective Lilly Rush (Kathryn Morris) encontró a su padre en la sexta temporada en la que casi muere por culpa de Moe Kitchener (personaje recurrente interpretado por Daniel Baldwin), que se convirtió en su obsesión personal (caso acabado muy rápidamente tal vez porque ya se temían la cancelación). Al final Lil descubre que puede tener una familia y hasta aparece su hermana dela que no se fía al final de la séptima, pero es sangre de su sangre y la salva de un maltratador con el que, no se dice pero se deduce, tiene una niña. Así, de la noche a la mañana Lilly Rush es tía y tiene a alguien a quien cuidar, de nuevo. También en la temporada sale un poco con un agente infiltrado, Eddie Cannardo (Bobby Cannavale) pero es que a Lil no le va nada bien en el amor. Y, aunque parece que podría tener algo con un apuesto agente del FBI que la qiere reclutar, no pasa nada y ni siquiera se lleva la hoja de inscripción para nuevos agentes.

A su compañero, el detective Scotty Valens (Danny Pino) no le va mejor en el amor tampoco. Y en la vida, está muy pegado a sus padres y hace algo que siempre le pesará en su conciencia, de hecho evita que Lilly haga lo mismo en el último episodio para que no lepase a ella también, a un tio que robó y violó a su madre. Nunca se dijo que la violara, ni siquiera su madre se lo dijo, pero otra víctima del tío sí por lo que blanco y en botella, leche. La vida de Nick Vera (Jeremy Ratchford) cambia después de que vaya a rehabilitación por su alcoholismo, que surge de la noche ala mañana también. Al final acaba con un anitguo amor. Al teniente John Stillman (John Finn) podria haberle pasado igual ya que se encuenra con un antiguo amor también, con una agente del FBI por la que acabó su matrimonio. El equipo, sobre todo Lilly, colabora con ella en un par de episodios.

Will Jeffries (Thom Barry) no es que tenga ningún arco argumental esta temporada, aunque se sabe que no le queda mucho en el cuerpo porque quiere jubilarse. Y Kat Miller (Tracie Thoms) deja que su hija vea a su exmarido aunque le pese y acaba con el majo ayudante del fiscal Curtis Bell (Jonathan LaPaglia).

La séptima tempoarada me ha gustado, es que siempre es lo mismo pero está tan bien hecho, los personajes tienen una historia y hasta hacen que sientas pena por esas personas que han muerto capítulo tras capítulo y de las que apenas sabes nada pero te importan desde el principio. Ahora, la estructura habitual fue cambiada durante la temporada varias veces como, por ejemplo en el episodio “Dos Bodas” (Two Wedddings) en el que el equipo de detectives investigan un asesinato en una boda, o en el doble episodio final.

En ese, como comentaba, aparece Christina (Nicki Aycox) la hermana de Lilly que ha contactado con su padre pero Lilly pasa de ella, tanto en casa de su progenitor como en la cafetería en la que ambas quedan. Christina le pide ayuda a Lilly pero ella no se fía por el historial de la chica, como le cuenta a Scotty ni siquiera recuerda que alguna vez se llevaran bien como hermanas. Resulta que Christina quería huir de su novio maltratador pero él la encuentra y se la lleva de vuelta a casa, Nueva Jersey si mal no recuerdo. Ahí Lilly se pone furiosa y hasta discute con Scotty pero son amigos y siempre se han preocupado el uno del otro, al fin y al cabo han pasado mucho juntos, y así la enuentran, Lilly le pega una aliza al maltratador y casi lo mata, aunque hace caso a Scotty. Y así, los tres en el coche junto con el bebé de Christina, se vuelven a casa en un coche mientras suena “Winter” de The Rolling Stones de fondo.

Me gustó el final, da a entender lo qeu comentaba, que Lilly ya tiene una familia dela que cuidar y que seguirá en su trabajo, que al fin y al cabo es su vida, teniendo a Scotty a su lado, pase lo que pase, y viceversa porque sabe que también puede contar con ella. Sí, “Caso Abierto” siempre tendrá un lugar especial en mi lista de series preferidas.

Anuncios

4 comentarios en “El último caso de la detective Lily Rush

  1. La verdad es que la última temporada ha sido de las mejores, uno se queda con ganas de más, ha sido en la que más se han adentrado en la vida de los personajes, una pena lo de los derechos de la música que aparece en la serie para que no se publique en Dvd, menos mal que hay gente que se lo curra y la comparte por la red.

    • Ya te digo, al menos tenemos nuestra copia de serguridad guardada ¿verdad? Estoy de acuerdo, la séptima temporada ha sido una de las mejores y al final han contado historias de todos los personajes. Es que todo lo que puedo decir de esta serie es bueno.

  2. Hola, veo que te gusta mucho la serie, a mi también, y quisiera saber cómo se llama la canción que sale en el capítulo 3.3 “Mala Noche”. Si me pudieras ayudar. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s