Homenajeando a Caso Abierto

Lo sabía. Estaba bastante claro pero me quedaba un poco de esperanza, quién sabe, tal vez la CBS recapacitase y al igual que hizo el año pasado, salvara “Caso Abierto” (Cold Case) de la cancelación. Pero no, después de siete temporadas, una de las mejores series de la década, en mi opinión, bajó la persiana con su último episodio el pasado dos de mayo. La CBS la ha cancelado y no tendremos nuevas historias. Aún quedándome varios capítulos de la sexta temporada y la séptima para ver (en buena hora pasé de La Sexta para ver la serie de nuevo en Fox), no hay mejor momento que éste, con su reciente cancelación, para hacerle un homenaje. Por supuesto que cuando acabe de ver la sexta entrega y haga lo priopio con la séptima, le dedicaré algún que otro post.

Corría julio de 2004 (el día 14 según la Biblia, osea el IMDB, que cayó en miércoles, si la memoria no me falla) cuando el primer canal de Televisión Española estrenaba en prime time una serie policial llamada “Caso Abierto” con un capítulo doble, vaya que pusieron los dos primeros seguidos. Nunca se me olvidará el comienzo: Un lugar y una fecha en la esquina inferior derecha de la pantalla, una chica pelirroja y la genial “More than a Feeling” de los Boston sonando. La chica en cuestión fue la primera víctima de la historia de esta serie creada por Meredith Stiehm y que la CBS estrenó en 2003.

No era una serie policial cualquiera y desde el principio me enganchó la historia de este equipo de detectives de homicidios de Philadelphia que empiezan de la noche a la mañana a resolver casos del pasado (el más antiguo dató de finales del siglo XIX) y a dar lo que en su día los investigadores que los llevaron no consiguieron, justicia tanto para las víctimas como para las familias.

La protagonista principal era Kathryn Morris, que haga lo que haga para mí siempre será la detective Lilly Rush, y estaba acompañada por John Finn como el teniente John Stillmann, Jeremy Ratchford como el detective Nick Vera, Thom Barry como el detective Will Jeffries y Justin Chambers como su compañero Chris Lassing, acreditado en cuatro capítulos pero que sólo salió en tres. No sé por qué el actor dejó la serie (o le echaron, ni idea) pero lo cierto es que por suerte pasó eso, más que nada porque no había química entre Morris y Chambers y porque llegó uno de mis personajes preferidos, el detective Scotty Valens, interpretado por Danny Pino.

Los capítulos de “Caso Abierto” tienen una estructura bien definida. La introducción nos presenta a la, en breve, víctima, que al principio está viva (lógico), algo sucede y la matan (homicidios involuntarios, bastante pocos). El detective que lleva el caso generalmente escribe la ficha del caso y deja la caja con el apellido de la víctima y la fecha de su muerte en el almacén de casos tanto abiertos como cerrados. Esa es la transición a la época actual en la que los detectives investigan, interrogan a los testigos sospechosos y van uniendo las piezas que tenían con pistas nuevas. El presente se mezcla con escenas del pasado donde se recrea partes de la vida de la víctima mientras los interrogados recuerdan cosas. En esos flashbacks siempre suenan, además, canciones del año en el que la víctima murió.

Así, hasta una de mis partes favoritas, el interrogatorio final normalmente llevado por Lilly en la que los criminales cantan todo, vemos el flashback de cómo se produjo la muerte de la víctima, y los culpables son llevados a la cárcel. Porque, como bien dijeron en un capítulo “el asesinato no prescribe”. Y, mientras les colocan las esposas suena una canción, muchas veces, con significado, de fondo hasta los títlos de crédito.

“Caso Abierto” ha contado historias de todo tipo a lo largo de su duración, pero a los personajes se les ha dado un buen desarrollo también. A Lilly sobre todo, pero es que al fin y al cabo es la protagonista. articularmente, faltándome lo que antes he mencionado por ver, sólo me he aburrido con un par de capítulos y otros me han parecido verdaderas obras maestras. Porque los que durante siete temporadas se han responsabilizado de la serie han hecho un gran trabajo transmitiendo muchas cosas no sólo con las frases de los personajes, sino con las canciones y la técnica. Y es que, nunca me cansaré de decir que la mejor técnica de la televisión la he visto en esta serie, cómo han utilizado la música, una banda sonora espectacular con canciones de diversas épocas culpables de que la serie no esté en DVD y quizá nunca salga; el uso de los colores; y todos los recursos audiovisuales.

Por supuesto, no me olvido del reparto, al que Tracie Thoms se unió en la temporada tres para interpretar a la detective Kat Miller. Un buen reparto, sin duda, que han defendido sus personajes muy bien y que nos los han mostrado de muchas maneras, y es que a los protagonistas de “Caso Abierto” les ha pasado mucho. Bien desarrollados, que no todas las series de policías se molestan en mostrarnos vida privada y relaciones varias, y de esos de los que los fans de la serie seguiremos recordando con cariño siempre.

De los más de cien capítulos que he visto hasta la fecha, mis preferidos están en la segunda temporada. “La Fiesta de Pijamas” (The Sleepover) me hizo llorar como una magdalena (todos los capítulos de la serie con niños muetos me han parecido de lo más emotivo), y hubo mucha tensión con “Cazadores de Mentes” (Mind Hunters) y “El Bosque” (The Woods). “Cazadores de Mentes” acabó dejándome boquiabierta porque aunque todos lo intentaron, el sospechoso se salió con la suya porque no consiguieron pruebas sificientes contra él y salió dejando a Lilly impotente viendo como un asesino le decía que volverían a encontrarse. Y vaya que si lo hicieron, y es que al susodicho, de nombre George (John Billingsley) no se le ocurrió otra cosa que secuestrar a Lil. Aunque gracias a ello nos enteramos del episodio que sufrió durante su infancia, que por otra parte ¡menuda infancia! La vida de Lilly Rush nunca fue fácil. Genial final con “Behind Blue Eyes” de The Who sonando de fondo mientras una Lily niña daba paso a la Lilly adulta, y es que ese es otro de los recursos de la serie, mostrarnos a las personas antes y ahora.

Echaré de menos “Caso Abierto” cuando no me queden capítulos por ver. Y es que, hoy por hoy, es mi serie preferida. Decir que La Primera la maltrató, la pasó a La 2, la seguí en Fox y La Sexta la rescató comprando a partir de la quinta temporada, y será quien primero la acabe de dar en España. “Caso Abierto” ha desaparecido pero siempre nos quedarán los recuerdos.

7 comentarios en “Homenajeando a Caso Abierto

  1. Vaya, es una mala noticia que hayan cancelado esta magnífica serie, yo voy terminando la quinta temporada, así que me quedan unos cuantos por ver hasta terminar la séptima. He de decir que los episodios que más me gustan son los que tratan de asesinatos muy antiguos, de los años 30 o así. Muy bueno el homenaje. 🙂

    • Gracias 🙂 Sí, fue una muy mala noticia. Estoy viendo la séptima pero me cuets avanzar porque no quiero que acabe, aunque pr otra parte estoy deseando saber qué pasa con Lilly.

  2. Estoy buscado un capítulo en el cual (no recuerdo muy bien ) pero va de una chica que tiene algún tipo de acidente y queda en coma y su novia y tras una larga espera esperanzado que despertara la chica muere y él se suicida. Me gustaría saber qué capítulo es por favor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s